Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Ahora resulta que Podemos no es de izquierdas

Sorpresa. Resulta que Podemos no es de izquierdas. Lo venían apuntando sus principales líderes de un tiempo a esta parte, pero ahora el mensaje empieza a ser sostenido y  mantenido a las claras.

Coincidí el viernes, en Las Mañanas de Cuatro, que presenta Jesús Cintora, con una de las nuevas dirigentes, Irene Montero, quien negó paladinamente que la formación que dirige Pablo Iglesias sea de izquierdas. Ahí están las grabaciones del programa, por si hubiera alguna duda.

Ese es el mantra que ahora intentan establecer, que no militan en la izquierda, con el argumento de que son un partido ‘transversal’, que aglutina gentes de toda procedencia. Repiten que no son de izquierdas ni de derechas, aduciendo que tal clasificación ya no sirve para definir a los españoles en las actuales circunstancias del país. En fin, que niegan que sean de izquierdas.

Puede que esto último constituya una realidad, o al menos una realidad parcial, si se apunta a la masa de militantes, y sobre todo a quienes les han votado. Pero lo cierto es que los inventores, inspiradores y promotores de Podemos proceden de la izquierda, no solamente de la izquierda sociológica en general, sino de ámbitos y hasta organizaciones más extremadas. Concretamente del comunismo.

No me refiero específicamente a quienes integran Izquierda Anticapitalista, que por supuesto, sino al propio Pablo Iglesias, que militó en las Juventudes Comunistas prácticamente desde lo quince o dieciséis años, nunca se ha apeado de ello, y ha trabajado directamente para Izquierda Unida. Y otro tanto ocurre con sus adláteres más conocidos, entre ellos Juan Carlos Monedero.

Tal es la realidad. Y, aunque se están demostrando consumados manejadores de las artes persuasivas y de la venta de imagen, me parece que les va a costar establecer cosa distinta.

Ocurre que los conductores de la nueva formación llevan una temporada intentando tapar sus aristas más cortantes, en un evidente esfuerzo de camuflaje que pretende hacer olvidar viejas acusaciones, de bolivarianos, de antisistema, de gente poco fiable respecto a la unidad de España o a la actividad abertzale, etc., etc.

¿A qué viene que Podemos y sus líderes afirmen ahora que no son de izquierdas? ¿Es que se avergüenzan de ello? ¿Es que renuncian a sus postulados matrices? De ninguna manera. Se trata de una simple táctica electoral.

Pretenden, pienso, que esa etiqueta no les cierre puertas, puesto que planean pescar en todos los caladeros ideológicos posibles. Porque solamente así tendrán alguna posibilidad de llegar al Gobierno de España, que es su meta directa. Se han propuesto gobernar este país y por lo visto todo vale.

Pablo Iglesias y su gente no quieren ‘dar miedo’, porque el temor espanta el voto. Aparte de que, al menos hasta ahora, el comunismo no acaba de ser asumido con normalidad por grandes sectores de la sociedad: hay mucho recuerdo amargo detrás.

Por eso mismo, para conquistar amplios grupos sociales, se esfuerzan en maquillar sus propuestas, rebajando, corrigiendo y, si hiciera falta, ocultando.

¿Qué se hizo del programa que presentaron a las elecciones europeas? Pues que lo ocultan, cuando no reniegan de él. Buen número de aquellas propuestas han sido retiradas o modificadas sustancialmente y no aparecen ya en el argumentario para las elecciones generales.

Cuando se les afea esa actitud, ese esconder el programa máximo, responden que fue “una propuesta para las europeas”, y que lo de ahora ha de ser distinto porque se plantea “para las generales”. Afirman que aquello no lo van a poner en práctica en España y que lo que vale de verdad es lo actual, lo que redactan como programa de gobierno.

Y yo pregunto. Si las propuestas de las europeas no valen, porque son inaplicables e inviables, ¿es que entonces engañaron a la gente? Los votos al Parlamento Europeo los consiguieron con ese programa, ¿y ahora lo declaran imposible, irrealizable y hasta utópico? ¿Van a pedir perdón a quienes les apoyaron? Sería lo lógico y hasta lo honrado. ¿Y van a devolver los votos recibidos?

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena


    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·