Miércoles 16/08/2017. Actualizado 10:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

“En Cataluña no habrá consulta”, Rajoy dixit

“Aplicaré la ley y la Constitución. Este es mi plan para Cataluña”. Así de contundente se mostró Mariano Rajoy el 20 de enero, entrevistado en Antena 3, cuando le preguntaron qué planes tenía para afrontar el desafío soberanista.

Visto lo ocurrido el domingo, con la consulta sobre la independencia, la conclusión es que, ni se ha aplicado la ley, ni se ha respetado la Constitución. Esa es la cruda realidad.

“La ley se cumplirá. Un referéndum en el que se pretende poner en cuestión la soberanía del conjunto del pueblo español no se celebrará”. Lo dijo también el presidente, en la misma entrevista.

La consulta se ha celebrado. Y, además, avalada, propulsada y sostenida por la Generalitat como institución, y por sus máximos representantes, la vicepresidenta y el mismo Artur Mas, quien se ha proclamado protagonista y responsable de lo ocurrido.

“El Estado está preparado para cualquier escenario que se pueda producir”, afirmó también el jefe del Gobierno en aquella entrevista. Pues no lo pareció, porque el domingo el Estado brilló por su ausencia: la inactividad y la pasividad han sido la pauta de comportamiento. Una inhibición clamorosa.

Desde los entornos de La Moncloa se intenta aguar el escándalo diciendo que, por los organizadores, la falta de garantías, la no existencia de censo fiable, las presiones a funcionarios e institutos, las irregularidades a la hora de emitir el voto, el sospechoso escrutinio… aquello no tiene relevancia alguna. Vamos, que no ha pasado nada.

También se escucha en esos ámbitos monclovitas que Artur Más les ha engañado, que ha traicionado su palabra porque les prometió que se quedaría al margen…

Lo cierto y real es que votación la ha habido, y que la Generalitat como tal aparece detrás. Así que el solemne “no habrá consulta” no se ha cumplido. Una vez más, la palabra de Rajoy ha quedado en nada.

Pero no acaba ahí todo. Porque también proclamó, con igual convicción: “No habrá ni independencia ni consulta mientras yo sea presidente del Gobierno de España”. Visto lo visto, respecto a la independencia es para ponerse a temblar.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·