Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

España amordazada

La Ley de Seguridad Ciudadana, bautizada como "ley mordaza", tiene los días contados. La insuficiente mayoría del Partido Popular no va a poder contrarrestar el frente de partidos que se ha formado para acabar con esa norma.

Aparte de lo discutible que puede ser la nueva clasificación de figuras delictivas que establece, que han pasado a tener la consideración infracciones administrativas, con multa asociada dictada por un funcionario sin que intervengan los jueces, aparte de eso incluye otros aspectos conflictivos.

Uno, lo que podríamos llamar lista negra de infractores, con la creación del Registro Central de Infracciones contra la Seguridad Ciudadana "a efectos exclusivamente de apreciar la reincidencia". Las personas que cometen una infracción administrativa quedan registradas en el ministerio del Interior, si bien los datos se cancelan en uno o tres años, según la gravedad del caso.

Expertos ya han denunciado que la ley está llena de "conceptos jurídicos indeterminados", con lo que el ciudadano no tiene la seguridad de qué es punible y qué no, y que abre un amplio margen de discrecionalidad a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Da, por ejemplo, margen a la Policía para actuar cuando los actos no constituyen delito.

Resulta muy inconcreto lo relativo a "la perturbación de la seguridad ciudadana" en el Congreso, el Senado y las cámaras autonómicas, aunque los edificios estén vacíos. Y discutible que se castigue la "falta de respeto y consideración" a un policía, porque no determina qué es exactamente eso: ¿un mal gesto basta?

Un aspecto que desde el principio me pareció excesivo es la autorización a la Policía para proceder a identificaciones ante "indicios" o para "prevenir la comisión de una infracción". Los agentes pueden llevar a comisaría por seis horas a quien se niegue a dar el DNI. Y permite realizar cacheos, cuando existan "indicios" de que la persona porta algo peligroso, un punto que ya fue denunciado por la Defensora del Pueblo.

Por si fuera poco, establece multas por grabar a los agentes de Policía durante sus intervenciones en la calle.

Son aspectos que deben ser corregidos. Me parece bien que se modifique esa ley. Hay que desamordazar España.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena