Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Un PP a golpe de “sí, bwana”

Cierto es que uno de los males del sistema de partidos imperante en España es el absoluto dominio, por no llamar dictadura, que ejercen los aparatos sobre el conjunto la militancia.

Un control que tiene su máxima expresión, y al mismo tiempo es la herramienta, en la potestad absoluta de elaborar las listas electorales, situación que bien podría  resumirse en la famosa frase "El que se mueve no sale en la foto", por cierto atribuida a Alfonso Guerra y negada por él mismo en su último libro de memorias.

Tal sistema se refleja y recoge en la legislación electoral, donde no existe, por ejemplo, norma sobre cómo designar los candidatos, no exige de ningún modo la convocatoria de primarias, y, en fin, implanta las listas cerradas y bloqueadas. Aquí reside, sobre todo, el poder de la dirección de los partidos.

Perplejidad produce el espectáculo de una formación política tan poderosa como, en este caso, el Partido Popular, en la que el proceso de nominación de candidatos baila al son y al ritmo que marca la máxima autoridad, el poder supremo, el dueño del invento, es decir, su presidente, Mariano Rajoy.

Hoy fija una fecha, mañana otra. Hoy anuncia que ya, mañana lo aplaza una semana, un mes... Va desgranando con cuentagotas una designación aquí, otra allá, mientras siguen pendientes la decisiones más dramáticas, las que afectan a Madrid y a la Comunidad Valenciana.

Y todo esto sin que se escuche ni un mohín, ni el más mínimo suspiro, por parte del resto de la dirección del partido, ni en las correspondientes agrupaciones provinciales y locales. Todos callados, silenciosos, esperando que un día el gran maestro se digne comunicar la soberana decisión, por supuesto ni debatida ni consultada democráticamente. El dedazo.

Es tanta la incertidumbre, y tan larga, que se entiende que algunos altos cargos del PP lleguen a comentar que estaban mejor con el famoso 'cuaderno azul' de Aznar. Una libreta, por otro lado, que ya se sabe que estaba en blanco, que no contenía ningún apunte.

Otra vez el jueguecito del mandamás y los complacientes y silentes súbditos. Es el reino del "sí, bwana".

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·