Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Puerta abierta a la mafia china para fugarse

El incomprensible error del juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, instructor de la Operación Emperador, ha conducido finalmente a que la cúpula de la mafia china esté ya en la calle, a pesar de los datos acumulados sobre la mayor red de blanqueo de dinero desarticulada y la existencia paralela de un aparato de extorsión en esa organización criminal.

El líder de la trama, Gao Ping, y otros 11 dirigentes de la red han quedado en libertad por orden de la sección tercera de la Audiencia, adoptada tras considerar que habían permanecido detenidos más de 72 horas, el plazo máximo que establece la Constitución, antes de que fueran enviados a prisión.

El juez Andreu, que asegura que “acata pero no comparte” la decisión, les ha impuesto la obligación de comparecer cada día en la Audiencia Nacional, entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde. Además, han de fijar domicilio y les ha prohibido salir de España retirándoles el pasaporte.

Y yo me pregunto ¿qué va a impedir que Geo Ping y secuaces se marchen de España? ¿El que les hayan retirado el pasaporte? Me parece que no. Procedimientos hay, no demasiado complejos, para abandonar el país. Mucho más en el caso de delincuentes que tienen una red internacional a su servicio.

No me cabe en la cabeza que un magistrado del nivel de Fernando Andreu haya cometido tamaño error, que ha conducido a desenlace tan poco airoso, para él, para la Audiencia Nacional y para el conjunto de la Justicia española.

Y si, finalmente, escapan, ¿pasará algo? ¿Habrá consecuencias de algún tipo? O todo seguirá igual.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas
,

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·