Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Puigdemont quiere que el Ejército invada Cataluña

Parece que Puigdemont quiere que el Ejército invada Cataluña.

Es lo que puede deducirse del desafío que ha lanzado al presidente del Gobierno, retándole públicamente a que aclare si, en efecto, está dispuesto a ordenar una ocupación militar.

Es que, cuando alguien lanza una hipótesis descabellada, imposible, y en tono de reto, muchas veces lo que pretende es precisamente que el imposible se cumpla.

A ese respecto hay que decir, por si existiera alguna duda, que una invasión de Cataluña ni entra ni entrará en las previsiones de ninguna mente sensata en este país.

Entre otras muchas cosas, porque algo así, no solo no resolvería nada, sino que, muy al contrario, empeoraría definitivamente el problema. Lo convertiría en irresoluble. Consagraría una separación de Cataluña más pronto que tarde.

Quizá eso es lo que pretende el president catalán con su desplante a Rajoy, provocar una acción máxima, incluso desesperada, del Gobierno de la nación, para que, como respuesta, provoque la reacción definitiva de los catalanes en su desapego con España.

No sé por qué, y por supuesto guardando las debidas distancias, esta situación me recuerda algo a lo que en su día intentó ETA en el País Vasco, cuando puso como objetivo prioritario de sus atentados a los miembros del Ejército. Cientos de integrantes de las fuerzas armadas fueron asesinados en aquellos años de hierro.

La banda terrorista intentaba provocar una reacción disparatada, que condujera al despliegue del Ejército en aquella región. Menos mal que nadie cayó en esa trampa.

Pienso también que plantear, por parte de Puigdemont, la pregunta pública de si el Ejército entrará en Cataluña es juego sucio. Una actitud descalificante por su gravedad.

Y constituye muestra clara de la desesperación que reina en el independentismo, que no solamente no consigue avanzar, sino que se encuentra en claro retroceso de apoyo ciudadano. Aunque no lo quieran admitir. Ya lo dice el refrán: no hay peor ciego que el que no quiere ver. Pues eso.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·