Jueves 21/09/2017. Actualizado 13:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Un año de España tirado a la basura

Tal como vienen pronosticando las encuestas más solventes, la celebración de unas nuevas elecciones generales, el 26 de junio, no garantiza que la situación de empantanamiento político vaya a solventarse.

Cuando llegue esa fecha, habrán pasado más de seis meses, desde los comicios del 20 de diciembre, sin que en España se haya conseguido formar Gobierno, y por tanto provocando una paralización administrativa y económica que, aparte de otros daños colaterales no pequeños, nos ha costado ya varios miles de millones de euros.

La incógnita ahora es si esos comicios de junio van a representar o no el final de la actual parálisis. Porque los pronósticos advierten de que el resultado de las urnas será muy parecido a lo que ahora vemos: ningún partido con mayoría clara, cuatro formaciones más destacadas, necesidad de pacto entre varios, y las mismas dificultades que hasta aquí para lograrlo.

Imaginemos que eso es lo que acaece, es decir, que vuelven a repetirse las actitudes manifestadas desde el 20-D. ¿Cuál puede ser la salida?

Llevando las hipótesis al extremo, ¿cabría otro bloqueo político que condujera a la imposibilidad de formar Gobierno, y por tanto a repetir el proceso: volver a disolver las Cortes para unas nuevas elecciones generales, las terceras?

Hay que suponer, y desear, que algo así no ocurrirá, aunque imposible no es.

En todo caso, desde el 26 de junio hasta la constitución de las nuevas Cortes, con las consiguientes consultas del rey, seguido de las negociaciones entre los partidos para buscar una mayoría de Gobierno, van a pasar dos o tres meses más de este infausto 2016.

Y con ello habremos consumado la hazaña de tirar prácticamente a la basura un año de España. Un precio demasiado caro, que este país no podía permitirse.

¿Hay culpables? Algunos se atreven a trasladar la responsabilidad a los ciudadanos, a los españoles, por haber votado como lo hicieron y dar lugar a esa Cámara tan fraccionada. Me parece inaceptable. Quienes se han mostrado incapaces de encontrar una salida son los políticos. Suya es la tremenda responsabilidad de tan estrepitoso fracaso. Y a ellos habría que cargar la cuenta de daños por el tiempo desperdiciado.

editor@elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·