Lunes 21/08/2017. Actualizado 04:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El español del rey

Felipe VI se ha ‘estrenado’ a lo grande internacionalmente con el discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Casi podría equipararse a una presentación ante la sociedad mundial.

Un debut que, de rebote, aparca por superado el plan de viajes fuera de España que se anunció apenas ser proclamado, y que se planteó como visitas de 'presentación' como nuevo rey, primero a las otras monarquías europeas y después al resto de naciones. Esa gira ha quedado desmontada como tal.

El rey pronunció su discurso en la plenaria de la ONU íntegramente en español. No deja de ser significativo, porque él, por formación y estudios, se maneja con soltura en inglés y podría haber aprovechado para incluir algún párrafo en esa lengua. No lo hizo.

No haberse apeado del castellano encubre un oculto trasfondo: el orgullo y de la defensa de nuestra lengua, en un entorno plurilingüistico como son Naciones Unidas.

Durante su alocución se refirió al español como lengua de entendimiento global. Destacó que su pujanza "como un idioma universal contribuye a garantizar una mayor diversidad cultural y lingüística". Para añadir que "el español debe asumir ampliamente su definición formal de idioma oficial de la ONU, como lengua de trabajo y de plena presencia y representación".

Eran otros tiempos, pero, en enero de 1971, su padre, entonces príncipe Juan Carlos, recién nombrado por Franco sucesor, protagonizó un primer viaje a Estados Unidos en el que pronunció un discurso ante los congresistas en un inglés impecable. Volvió a utilizarlo cuando, el 2 de junio de 1976, siendo ya rey de España, habló de nuevo ante el Congreso, también en inglés. De ese momento han quedado imágenes grabadas.

Ahora no hace falta, como entonces pareció necesario, hacer 'méritos'. También porque, entre otras cosas, el actual rey no precisa demostrar nada en materia de idiomas: no necesitó intérprete que le ayudara durante la entrevista que mantuvo con Barak Obama.

Pero, repito, le alabo el gusto de  limitarse a la lengua de España, resistiendo a la tentación de exhibiciones que podían haber sido lógicas y hasta inevitables.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·