Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El silencio… de Rubalcaba

Desde algunos medios de comunicación se ha destacado el pertinaz mutismo del presidente del Gobierno, que no ha dicho esta boca es mía prácticamente desde que asistió a la reunión del Eurogrupo.

Pero, si la actitud de Mariano Rajoy provoca quejas y críticas, no resulta menos llamativo el comportamiento de su principal rival, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El líder socialista viene manteniendo un llamativo y prolongado silencio político, tal como se comprueba recurriendo a archivos y hemerotecas recientes. ¿Por qué está tan callado?

Obviamente, no se trata de algo coyuntural e improvisado, sino que responde a una reflexión de fondo. La incógnita es saber a qué se debe tal planteamiento.

Y el silencio de Rubalcaba resulta especialmente clamoroso estos días, después de que se publicaran las comprometedoras fotografías de Alberto Núñez Feijóo con el narcotraficante Marcial Dorado. El asunto saltó el domingo, pero desde entonces el secretario general no ha dicho oste ni moste. Se le vio en público en el funeral por Martínez Noval, pero no abrió la boca.

Vistos los problemas del presidente de la Xunta, sería difícil encontrar una oportunidad más propicia para que el líder de la oposición alzara la voz, tomara protagonismo, arremetiera contra el PP, contra su presidente y del Gobierno… pero no. Nada de eso.

Podría pensarse que el trasfondo se resume en que no quiere secundar la presunta maniobra del rebelde Pachi Vázquez, metido en una operación derribo del presidente de la Xunta para cobrar protagonismo y hacerse con el poder en el PSdeG.

Pero más bien hay que suponer que Alfredo Pérez Rubalcaba no habla porque pretende no verse salpicado con paralelismos muy poco deseables. Me refiero a la ‘operación Campeón’, en la que se encuentra imputado José Blanco.

De gallego a gallego, el líder del PSOE no puede levantar mucho la voz, a propósito de los problemas que tiene Alberto Núñez Feijóo, porque le acallarían sobre la marcha con una simple cita a Blanco, ex secretario de Organización del partido.

Por eso el silencio de Rubalcaba.

editor@elconfidencialdigital.com

Twitter: @JoseApezarena

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·