Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¡Que viene Rubalcaba!

"El único ministro que ha conseguido controlar el Ministerio del Interior es Alfredo Pérez Rubalcaba". Se trata del comentario escuchado a un conocido político del Partido Popular, buen conocedor de los entresijos que se cuecen en ese departamento. No es pequeño elogio.

El político Alfredo Pérez Rubalcaba tiene, sin duda, algo especial. O al menos eso creen muchos, amigos y partidarios unos, enemigos acérrimos otros, que coinciden en atribuirle capacidades y poderes específicos, demostrados en los distintos cargos ocupados, y también, por supuesto, en su partido, donde se le ha considerado muñidor de operaciones de todo tipo.

A pesar de su actual empeño en sostener que ya solamente es un tranquilo profesor universitario, no obstante su dedicación efectiva a dar clases de química orgánica en la Complutense, a su pesar, o tal vez con su visto bueno, lo cierto es que ha vuelto a la actualidad.

Por un lado, porque acaba de incorporarse al consejo de El País, lo cual constituye un dato ciertamente relevante. Que explica no pocas cosas de la actuación, pasada y actual, del periódico.

Y, por otro, porque ya le han ubicado de nuevo en el campo de los conspiradores del PSOE, en lugar muy destacado. Lo reveló ayer ECD: Susana Díaz sospecha que Rubalcaba está detrás de la operación “Ni Sú ni Sá”, ese movimiento que propone colocar al frente del partido a un tercero, alguien que no sea ni la dirigente andaluza ni Pedro Sánchez.

Puede ser cierto o puede no serlo, pero lo relevante es que la presidenta de Andalucía lo piensa. Y que eso le inquieta, porque ya perdió con él, en 2012, el congreso de Sevilla, cuando Díaz iba como número dos de Carme Chacón, la candidata derrotada por Rubalcaba.

Por lo visto, estos últimos meses habían unido fuerzas en el objetivo de echar a Pedro Sánchez como secretario general. Y, tras conseguirlo, la andaluza favoreció la recuperación de unos cuantos “rubalcabistas”: la nominación de José Blanco como presidente del Comité Federal, el nombramiento de Ramón Jáuregui como portavoz en el Parlamento Europeo, la recuperación de Elena Valenciano... Gestos con los que buscaba tender puentes con el ex vicepresidente del Gobierno.

A pesar de ello, Susana Díaz tiene hoy la casi total seguridad de que Rubalcaba está moviendo esa tercera vía del "Ni Sú ni Sá". Y piensa que su candidato, el tercer hombre, es Patxi López, que por cierto se está dejando querer.

Como digo, sea o no verdad, lo destacable es que una persona como la presidenta andaluza piense que ha empezado a conspirar. Y dice que tiene datos. Ante ello, Susana Díaz está tomando medidas.

 editor@elconfidencialdigital.com

 En Twitter @JoseApezarena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

José Apezarena

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·