Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Dónde está Bibiana Aído?

De vez en cuando, me pasa. Me da por preguntarme por algún personaje que tuvo mucha presencia pública en nuestro país y, de repente, de buenas a primeras... bluf! Se esfuma, se volatiliza, desaparece sin dejar rastro. Y eso tampoco es muy normal, digo yo.

Me acaba de suceder con Bibiana Aído.

No era una socialista cualquiera. Como ya he contado en alguna ocasión, la gaditana formaba parte de una plan. Zapatero incorporó a su Ejecutivo a cuatro mujeres elegidas para protagonizar el relevo en el PSOE.

Una de las principales preocupaciones del presidente Zapatero al llegar a Moncloa era asegurar una sucesión ordenada, natural y no traumática en el partido socialista. Su deseo era aplicar una hoja de ruta que evitara que una generación impidiera el paso a otra posterior. A juicio de ZP, este error había sido cometido por el PSOE y también por el PP. Con el lógico coste político para ambos partidos.

A él, esto no le iba a pasar. Su intención era que los futuros líderes socialistas, muy jóvenes, se formarán en el ejercicio de altas responsabilidades. Que maduraran ocupando un Ministerio. En algunos casos, tutelados incluso por los más veteranos del consejo de ministros.

Con este objetivo nombró a cuatro mujeres para su Ejecutivo: a la ex ministra de Defensa, Carme Chacón; a la de Igualdad, Bibiana Aído; y a la de Vivienda, Beatriz Corredor. A estas tres quiso sumar, después, a Leire Pajín, que estuvo en Sanidad y fue también secretaria de Organización del PSOE con mando en plaza por decisión expresa de ZP.

En esas cuatro mujeres pensó Zapatero para lograr una sucesión ordenada dentro del PSOE, una vez que él no estuviera. Basta echar un vistazo al partido para constatar que no fue una buena idea.

Pues bien. La última noticia que tengo de Bibiana Aído es de hace un año, fíjense ustedes. Recuerdo que Mariano Rajoy viajó a Estados Unidos para participar en la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. Curiosamente, Rajoy reivindicó en aquel foro internacional el papel jugado por España en el impulso de dos proyectos orquestados por el anterior gobierno, dos proyectos que lideró Zapatero: la Alianza de Civilizaciones y la organización ONU Mujeres.

Entre el público que escuchaba aquella intervención se encontraban precisamente dos ex ministras citadas: Bibiana Aído y Leire Pajín. Ambas vivían entonces en Nueva York porque trabajaban para organismos de Naciones Unidas: Pajín, en la Organización Panamericana de la Salud, y Aído, en ONU Mujeres.

Según se contó entonces, Bibiana Aído tiene un contrato reservado a los directivos de Naciones Unidas, de carácter indefinido, por el que percibe entre 10.056 y 12.696 euros mensuales (entre 120.672 y 155.636 euros al año), más otras partidas para extras.

Dado que este contrato de asesoría no caduca, no tiene fecha límite de finalización, es lógico suponer que Aído sigue en Nueva York. Lo digo porque no hay manera de comprobarlo: su nombre no figura en ningún organigrama de ONU Mujeres. Pueden comprobarlo ustedes mismos.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·