Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

José Blanco está desaparecido

Es curioso cómo son las cosas. Hace tan sólo unos meses parecía alguien destinado a contar mucho en el futuro del PSOE. Hoy es imposible encontrarle en las fotos. José Blanco está desaparecido.

No es que su futuro pasara por la secretaría general del PSOE. No. Quienes le conocen y le han tratado estos últimos años aseguran que era muy consciente de sus limitaciones y tenía muy claro hasta dónde podían llegar sus aspiraciones.

Por eso, José Blanco había puesto su mirada en Galicia.

Su hoja de ruta incluía el desembarco en la región donde se había iniciado en la vida política, como opción electoral de los socialistas en las próximas elecciones autonómicas, frente a Alberto Núñez Feijóo. En esas estaba… cuando comenzó a quedarse solo.

El primer chasco fue con Rubalcaba. Habían formado juntos en el Gobierno una comandita de gran ascendiente, uno desde la vicepresidencia y otro como portavoz del Ejecutivo y la cartera de Fomento. Esa entente fue la que se llevó por delante, por ejemplo, a María Teresa Fernández de la Vega. Ahí es nada.

Confabularon a diestro y siniestro, hicieron y deshicieron a su antojo bajo la anuencia del presidente Zapatero, pero cuando Rubalcaba fue investido como candidato, cambiaron las tornas.

José Blanco fue apartado y quedó fuera de la campaña electoral. Se trató de una decisión expresa de Rubalcaba, la nueva cara visible del PSOE. La opción era Elena Valenciano. No había lugar para ‘extraños’.

Blanco se resistió y de qué manera. Intentó incluso, a la desesperada, incluir en el equipo electoral a una persona de su total confianza, como Oscar López. Pero fue en vano: Alfredo dijo que no. Con mucha mano izquierda, Rubalcaba dijo que no a Pepe Blanco y dijo que no a Oscar López.

Unos meses después, llegó la puntilla en forma de filtración. Así nació el mediático ‘caso Campeón’, con sus primos, con sus subvenciones irregulares a cambio de comisiones, con sus gasolineras, con su olor a merdè impregnándolo todo...

Por si todo esto fuera poco, surgió el asunto de las comprometidas fotos de una fiesta privada en su chalet de Las Rozas, en Madrid: conozca aquí más detalles. Una nueva contrariedad.

Con todo, hoy, en plena refundación del PSOE, resulta extraño no verle en primera línea después de tantos años.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·