Viernes 28/07/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Montoro, usted también debe ser ejemplar

Se ha montado un gran revuelo con la investigación a Cristiano Ronaldo por un presunto fraude fiscal en sus controvertidos derechos de imagen. Entre otras cosas, por la reacción de jugador del Real Madrid (que ha filtrado su disgusto y posible marcha) y por el gesto de su presidente, Florentino Pérez.

La noticia que adelantó ECD este lunes sobre el gran enfado de Hacienda con el máximo responsable del club merengue ha sido muy comentada. Efectivamente, en la Agencia Tributaria están analizando con lupa las cuentas del equipo ganador de la última Champions para ver si le pueden complicar las cosas. Se trata de enviar un mensaje claro: ojo con arremeter contra el lema “Hacienda somos todos”. Todos, incluidas las estrellas del fútbol.

El propio ministro Cristóbal Montoro está empeñado en esta cruzada. De hecho es el instigador de esta campaña dirigida a concienciar a la sociedad de que hay que pagar impuestos y están especialmente obligados quienes tienen unos ingresos muy elevados.

Durante su intervención este martes en el Foro Cinco Días, organizado por el Grupo Prisa, Montoro volvió a repetir el mantra: no todos los sectores económicos son iguales y el mundo del fútbol debe ser especialmente “ejemplar” con sus obligaciones fiscales por la influencia que ejercen sobre el conjunto de la sociedad y especialmente sobre los jóvenes.

Montoro ha recordado que cuando llegó al Ministerio en 2012, la deuda de los clubes de fútbol con Hacienda era muy elevada y defendió que no era admisible que los equipos hicieran descansar su viabilidad sobre las espaldas de los contribuyentes.

Aunque haya un punto de razón en estos argumentos, el ministro de Hacienda debería tener cuidado. Quizás no está en las mejores condiciones de dar lecciones de ejemplaridad. No hay que olvidar que el Tribunal Constitucional acaba de anular la amnistía fiscal que él mismo promovió.

Aunque no ha tenido efectos prácticos, la sentencia señala que la regularización extraordinaria vulneró principios constitucionales y supuso la “abdicación del Estado ante su obligación de hacer efectivo el deber de todos de concurrir al sostenimiento de los gastos públicos”.

O sea, que Montoro también debió ser ejemplar. Y no lo fue.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·