Viernes 18/08/2017. Actualizado 10:29h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Los de Podemos no son nada bobos

De Podemos se podrán decir muchas cosas pero no que son unos inconscientes o simplemente bobos. Fíjense en cómo han decidido tentarse bien la ropa, sabedores de lo que se están jugando estos meses: no va a presentar marca propia a las municipales y autonómicas.

Es una estrategia que ha sentado mal incluso dentro del movimiento, a nivel interno. Un importante sector del partido considera que se deja pasar una oportunidad inmejorable de aprovechar el tirón de popularidad.

No les falta razón… a unos y a otros. Pero la cúpula de la organización demuestra bastante astucia con esta decisión. Me explico. 

Podemos ganaría hoy bastantes alcaldías y optaría incluso a formar parte de algún gobierno autonómico. Tal es el enfado de los ciudadanos y su desafección hacia los partidos “de la casta” que esta posibilidad no es una quimera.

Sin embargo, Pablo Iglesias y el resto de dirigentes consideran que no es el momento. Que eso sería pernicioso para el futuro de Podemos.

Algún comentarista asegura que la decisión de integrarse en la marca ‘Ganemos’, junto a Equo y a IU, responde a la falta de una verdadera organización territorial. Es cierto, pero hay que explicar bien qué significa eso.

Pablo Iglesias nunca pensó, ni es sus mejores pronósticos, que estaría hoy en disposición de gobernar ayuntamientos y comunidades autónomas. Por eso, su plan contemplaba ir poco a poco. Colocar a representantes de Podemos en la oposición de las principales alcaldías y dar tiempo al tiempo. Ahí, los cuadros del partido deberían formarse y adquirir la experiencia política que todavía no tienen.

¿Cuál es el riesgo? No poder cumplir –por bisoñez y falta de experiencia- con el programa político del partido. Eso sería mortal de necesidad. Y el panorama al que se enfrentan consistorios y regiones es terrible. La situación económica de muchos de esos municipios va a dificultar enormemente la aplicación de las propuestas de Podemos que se han podido conocer.

Algún dirigente ha llegado a utilizar en privado ejemplos concretos: “en Rivas Vaciamadrid, Izquierda Unida está teniendo que vender fincas a constructoras para pagar la deuda del ayuntamiento”. Medidas como esa, han dejado claro desde la formación, “son absolutamente implanteables por nuestra parte”. Van contra sus principios.

Pablo Iglesias no es tonto y sabe que algo así sería su sentencia de muerte. “Pasaría factura” de forma irremediable de cara a las elecciones generales, el objetivo prioritario de Podemos. No, bobos no son.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas
,

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·