Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Rajoy le hace la cobra a Albert Rivera

Es algo premeditado y consciente. Una estrategia perfectamente calculada, no cabe duda. El presidente del Gobierno ha decidido ningunear al líder de Ciudadanos. Albert Rivera ha quedado fuera del foco de las primeras grandes decisiones que ha pactado el Ejecutivo.

Se visualizó la semana pasada con el acuerdo entre el Gobierno y el PSOE sobre el techo de gasto para 2017, en el reparto del déficit entre las comunidades y en la subida del salario mínimo. Ciudadanos no salió –muy a su pesar- en ninguna de esas fotos y por vez primera quedó desplazado del puesto de “socio prioritario del PP” que sí fue en la investidura del presidente del Gobierno

Para facilitar ese vital apoyo en el Congreso, Albert Rivera pactó con el PP la aprobación de 150 medidas que implicaban 5.000 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2017. De momento, no hay visos de que las cuentas públicas recojan esas demandas mientras el Ejecutivo hace manitas con el Partido Socialista que se abstuvo.

Albert Rivera ha tomado nota de lo sucedido. A finales de la semana pasada, durante su intervención en la Comisión Constitucional manifestó públicamente su malestar por haberse enterado a través de la prensa del aumento de impuestos especiales –sobre el alcohol, el tabaco y las bebidas azucaradas- acordado también por populares y socialistas.

Pero hay más. Ciudadanos está enfadado con el ministro Montoro. Considera que les está toreando. No se toma “en serio”, afirman, una de las principales medidas del acuerdo de investidura: la devolución del dinero no recaudado por la amnistía fiscal que concedió en 2012 y que la formación naranja cifra en 2.800 millones. Y es cierto: el plazo de prescripción ha pasado y ellos siguen recibiendo largas de Hacienda.

El plan de Moncloa parece estar claro: hacerle la cobra a la formación naranja. Bajarle los humos a Ciudadanos en el arranque de legislatura y no permitirle victorias que pueda vender a su electorado.

Algo muy distinto de lo que sucede con el PSOE, que ya se ha podido apuntar públicamente algunas ‘cesiones’ del Gobierno como victorias propias. La clave de esto es sencilla: Rajoy prefiere fortalecer a su principal rival de la izquierda, que debe contener a Podemos, que a quien le puede comer la tostada en sus propios caladeros de votos.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·