Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Refugiados, refugiadas y feministas zombis

Este miércoles, el Ayuntamiento de Madrid difundió una nota de prensa para mostrar su preocupación “por la dramática situación que afrontan miles de personas necesitadas de protección internacional” que tratan de cruzar estos días las fronteras de la Unión Europea.

Estupendo, admirable y conveniente. Nada que objetar.

Sin embargo, en el tercer párrafo, el texto incluye algo que les quiero comentar:

-- “Los refugiados y refugiadas huyen de diferentes formas de violencia que amenazan de forma  inminente sus vidas. Por este motivo…”.

¿Refugiados y refugiadas?

Aprovecho este detalle, nimio si se quiere, para aludir a ese empeño absurdo que, de un tiempo a esta parte, muestran algunos (digo ellos y ellas) por denigrar las palabras escritas en masculino, aunque se trate de términos genéricos.

Ese afán por fomentar la igualdad entre el hombre y la mujer, tan necesario e importante, ha degenerado en una creciente hostilidad hacia los vocablos masculinos (y no sólo) como si ellos tuvieran la culpa del atropello. Hay quien habla de “secuelas gramaticales de larga tradición sexista” y de impropiedades semánticas que esconden menosprecio a la mujer.

Bobadas. No tienen razón y no entiendo cómo no se dan cuentan de lo absurdo que resulta.

Fundéu, la institución auspiciada por EFE y BBVA que analiza ‘en vivo’ el uso del castellano, de momento no se ha pronunciado sobre este caso de los “refugiados/as”.

En estos momentos, sólo incluye una entrada para dejar claro que “el término refugiado se aplica al que huye por un conflicto o por persecución política, por lo que no equivale a inmigrante, que es cualquier persona que llega a un país para fijar su residencia en él”.

Como ven, alude a otra cuestión. Pero fíjense: habla de “refugiado”, comprendiendo a ellos y a ellas. Es de sentido común.

Este asunto me recuerda aquella denuncia realizada hace años tras la irrupción de las “feministas zombis”. Yo vi la primera referencia a este movimiento en la revista británica Spiked. Allí hablaban de esas cruzadas viejunas y pasadas de rosca cuyo objetivo es arremeter contra todo lo masculino.

Un nuevo modo de paternalismo de género, al fin y al cabo.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·