Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El ‘negro’ de Rosa Montero y por qué Internet es una bocanada de aire fresco

Este martes, durante la clase de Periodismo Digital que imparto cada semana a mis alumnos del Centro Universitario Villanueva, les he hablado de una de las virtudes de internet: su capacidad para imponer los temas de conversación.

Los puristas hablan de la “agenda setting” como la tendencia de los medios de comunicación a determinar, por su influjo y capacidad de seducción, qué historias son de interés y qué cobertura se les da.

Pienso que esta capacidad también estaba hasta ahora en manos de los poderes fácticos de un país. Políticos, empresarios e intelectuales se han servido durante años de las ruedas de prensa (y, por tanto, de los propios periodistas) para llenar el debate público con sus temas y enfoques.

Se habla de esto y como a mí me interesa. Eso es poder.

Pues bien. Pienso que con Internet todo esto ha saltado, de algún modo, por los aires. Las redes sociales y los blogs son capaces ahora, gracias a la red, de imponer sus propios ‘trendings topics’, sus temas del momento.

Es algo muy serio. Cuando algo se agita en Internet, los medios nos vemos abocados a cubrir esas cuestiones, a darles espacio e incluir referencias. Así mismo, empresas, políticos y eruditos también se sienten presionados: son conscientes de que deberían entrar a esas cuestiones si no quieren perder la conexión con sus clientes, votantes y ciudadanos en general.

A mis estudiantes les he puesto un ejemplo muy reciente, mencionado este domingo por la Defensora del Lector del diario El País, Milagros Pérez Oliva.

El artículo, muy bien trabajado y escrito (consúltelo aquí), explicaba cómo una columna publicada por Rosa Montero en mayo de 2005 –¡hace casi siete años!- se convirtió la semana pasada en el texto más leído de elpais.com durante varios días.

Todo surgió a raíz de una polémica porque los lectores denunciaban que la historia de ‘El Negro’, que describía la periodista, no era auténtica como afirmaba la autora, sino ‘inspirada’. He aquí otra gran virtualidad de Internet: la capacidad de interactuar con los creadores y velar por la veracidad de los hechos que se relatan como verídicos.

Por todo esto, me parece que Internet está suponiendo una bocanada de aire fresco para las sociedades modernas.

Más en twitter: @javierfumero

 

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·