Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La discreta Soraya

Es la mano que mece la cuna del Gobierno Rajoy pero se maneja entre bambalinas. Apenas chupa cámara. Discreta, diligente, eficaz, acapara poder como nadie en el Ejecutivo. Es la responsable del alabado discurso de su líder este miércoles, en el Debate sobre el estado de la Nación.

Para mi es, sin duda, uno de los grandes valores del equipo que dirige el presidente. Pese a ocupar el puesto de ministra Portavoz, uno de los puestos más abrasadores de todos por su exposición y riesgo, apenas ha cometido errores.

Dicen que el gallego siempre alabó su eficacia, su capacidad de trabajo y su discreción. ¿Su especialidad? Quienes la conocen advierten que tiene un talento innato para solucionar problemas. Escucha, estudia, analiza y resuelve.

Destaca también por su infatigable deseo de aprender. Un ejemplo patente: su labor en la coordinación del Centro Nacional de Inteligencia.

Nada más llegar Rajoy a La Moncloa, el presidente anunció algo inédito en democracia. El servicio secreto español pasaba del Ministerio de Defensa a Presidencia. Le tocaba a Soraya lidiar ese toro. Sin embargo, la vicepresidenta no era una entendida en la materia.

Fue el general que se encontraba dirigiendo la casa, Félix Sánz Roldán, quien se ocupó de ilustrarla. Le enseñó los límites del trabajo de campo de un servicio secreto, qué podían y qué no podían lograr. Le desgranó el funcionamiento del Centro.

Soraya aprendió mucho y bien, según cuentan desde el cuerpo. Y este año, el trabajo de Inteligencia ha sido clave en identificar y contrarrestar varias amenazas contra la economía española.

No se recuerda mayor intensidad en doce meses de consejos de ministros. Reforma tras reforma, Soraya Sáenz de Santamaría ha salido a dar la cara cada viernes. Presentaba junto a los ministros las novedades y atendía a los periodistas. Se aprendió sus nombres, respondió a los temas más peliagudos.

Le ha tocado incluso asumir varios ‘Karanka’: dícese del acto de mandar a tu segundo a dar la cara cuando hay problemas. Marrones con pedigrí: de la subida de impuestos renegando del propio programa ‘popular’, a la contabilidad B de Luis Bárcenas. No se ha librado de ninguna.

Con esto y con todo, es uno de los miembros del Gobierno que menos ha desgaste sufrido. Por todo ello pienso que la discreta Soraya es un personaje a tener muy en cuenta en el futuro de este país.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Etiquetas

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·