Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El idilio de Soraya Sáenz de Santamaría con El País

Este lunes se presentó en Barcelona ‘Elpais.cat’, la edición digital en catalán del diario El País. Para sorpresa de algunos, al acto asistió, además del maestro de ceremonias Juan Luis Cebrián, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

¿Soraya? ¿Qué hacía allí Soraya? Muy sencillo.

Para el Gobierno, el diario El País es parte de la ‘marca España’. Según la explicación que ofrecieron en su día –de manera oficiosa- desde Moncloa, El País es un periódico de izquierdas, serio, respetado y con gran reputación internacional.

De ahí –advierten- que no hubiera sido bueno para nadie, y mucho menos para la economía española, el cierre de un buque insignia de este calibre. El mensaje a los mercados habría sido tremendo: la crisis española es de tal magnitud que no aguanta ni este trasatlántico periodístico con intereses en todo el mundo.

Por eso, el Gobierno en general y Soraya Sáenz de Santamaría en particular tomó la decisión de salvar a Prisa y por eso afrontó este desafío casi como una cuestión de Estado. Ni más, ni menos.

Eso explica que se lubricara la reestructuración de la deuda bancaria neta del Grupo Prisa: unos 3.000 millones de euros. Eso explica que se impulsara la venta de Digital + a Telefónica. Eso explica que el Ministerio de la Presidencia se mostrara tan insistente en incluir la tasa Google para intentar proteger a la prensa escrita.

Todo, menos dejar caer a El País.

Es cierto que esto ha provocado algún efecto colateral beneficioso para el Ejecutivo: una cierta contención hacia el jefe del Gobierno y su mano derecha por parte del diario. Así lo han denunciado desde el propio periódico. Rajoy y Soraya lograron un cierto grado de inmunidad a las críticas periodísticas a cambio de “salvar al Grupo Prisa”.

Uno se podía emplear en El País contra el PP, contra Aznar, contra Génova, contra María Dolores de Cospedal, contra la trama Gürtel o contra el ex tesorero Luis Bárcenas. Pero sin hacer sangre (mucho cuidado en concreto con las portadas) y sin salpicar al Gobierno. España mejora. Se hace lo que se puede. Y así sucesivamente.

Muy sencillo, ¿no?

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·