Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La izquierda fragmentada

Anda el mundo político revolucionado con la elección del nuevo líder laborista, Jeremy Corbyn, en el Reino Unido. Este diputado de 66 años lleva 30 años en el parlamento británico siendo un completo ‘outsider’.

Idealista y más bien promotor de causas minoritarias, Corbyn no tiene ni siquiera el apoyo de su propio partido. Una enemistad ganada a pulso: ha votado contra la línea oficial de su formación hasta en 500 ocasiones. Que ya es desmarcarse.

¿Por qué ha ganado Corbyn entonces? Porque ha pescado en el río revuelto del descontento y la falta de norte de la izquierda local.

Por eso y porque este señor ha imitado a Podemos en su propuesta y planteamiento general. Con una campaña enérgica y vigorosa ha ilusionado a cientos de miles de personas, en su mayoría jóvenes, que no habían manifestado hasta ahora el más mínimo interés por la política.

Esto, que tiene muy buena venta, ofrece sin embargo dudas de cierta entidad. Sólo hay que ver lo que está sucediendo en España.

Un ejemplo. El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, anunció este domingo su intención de presentarse a las primarias de la plataforma ‘Ahora en Común’, una iniciativa asamblearia nacida el pasado mes de julio para buscar una candidatura de “confluencia” que incluya a Podemos para las generales.

El movimiento de Garzón, que fue refrendado por el 78% de la dirección de IU, facilita una posible alianza electoral con el partido de Pablo Iglesias, que puso como condición no conformar una “sopa de siglas”.

Podemos le ha visto las orejas al lobo. Estos movimientos de rebeldía y desmantelamiento de los partidos de la casta amenazan con dejar solos en el terreno de juego a los partidos de la derecha. La dispersión penaliza en las urnas. Los grupúsculos deben ratificar en las urnas que el pueblo les sigue de forma suficiente. En caso contrario, te has suicidado.

No sé qué piensan ustedes. Pero, como ha apuntado estos días algún analista, quizás estemos asistiendo a la definitiva fragmentación de la izquierda. Alguien está jugando con fuego.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·