Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El pacto secreto entre Rajoy y Susana Díaz

Los vasos comunicantes entre política y empresa están bien engrasados. Por un lado parece lógico. El mundo financiero vive en un ámbito reglado que diseñan los gobiernos, se apoyan en él para lograr impulso en el exterior y reclama incentivos para impulsar el empleo, sin ir más lejos. Todos ganan.

Sin embargo, esta relación también presenta un lado oscuro. El caso Gürtel que se juzga estos días en Madrid está destapando connivencias de la peor calaña que demuestran cómo algunos aprovechan el río revuelto para pescas fraudulentas. Las famosas ‘puertas giratorias’, con políticos que buscan cobijo en consejos de administración años después de haber pasado por el Congreso, tampoco tienen muy buena prensa.

A pesar de todo, la vida sigue. Y estos días nos encontramos con dos hechos importantes para el país, aparentemente no relacionados, pero que, al parecer, sí lo están.

En el calvario por el que atraviesa la empresa andaluza Abengoa para su reflotamiento, el Gobierno podría estar jugando un papel clave: si la compañía logra cerrar con éxito la reestructuración de su deuda, que negocia estos días, podrá contar con el apoyo de Cesce, la aseguradora del Estado.

Esta sociedad pública se acaba de comprometer a reasegurar 153 millones de los avales que tenga la empresa fuera de España para continuar con su actividad internacional. Los analistas han visto en esta decisión un espaldarazo del Gobierno en funciones al preacuerdo para el rescate al que ha llegado Abengoa con los acreedores.

No parece casual porque Susana Díaz irrumpió hace meses en este proceso. El pasado mes de agosto, este confidencial desveló que actuaba de intermediaria para lograr lo que acaba de confirmarse, que el Ejecutivo amplíe su compromiso como avalista y ofrezca mayor tranquilidad a los bancos.

¿A cambio de qué? La presidenta de la Junta de Andalucía hizo llegar un mensaje a sus interlocutores gubernamentales en Madrid: se declaró dispuesta a promover en el PSOE un cambio de posicionamiento en una eventual investidura de Mariano Rajoy si el Estado financiaba parte del rescate de Abengoa. Las dos cosas han sucedido.

¿Qué gana Susana? La líder andaluza puede vender ahora a su militancia el mantenimiento de 5.000 puestos de trabajo en Andalucía y 20.000 más a nivel mundial. No hay que olvidar que la sede central de la multinacional se ubica en el Campus Palmas Altas de Sevilla.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero