Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

¿Qué pasa con Reuters?

Este miércoles, el diario El País publicó una entrevista con Elke Koning, presidenta del Mecanismo Único de Resolución de la Unión Europea que intervino en la liquidación del Banco Popular.

En un momento del encuentro, el periodista Claudi Pérez le pregunta: “El 31 de mayo, la agencia Reuters publicó una nota en la que se le atribuía que estaba “siguiendo la situación [del Popular] con particular atención con vistas a una posible intervención”. Las acciones cayeron más del 6%. ¿Es posible que esa filtración precipitara el cierre del Popular?”

Esta fue la respuesta de la directiva:

-- “Nunca hablé con Reuters ni con otras personas, estaba en EE UU en ese momento. Pero es una historia muy desafortunada, que nos relaciona con rumores; me molestó”. “Lógicamente, esta institución no manda preavisos a nadie; se trata de una de esas situaciones en las que un banco está muy vigilado y hay demasiada gente alrededor de la historia. Pero no creo que precipitara la resolución. Fue una gota más, como que el equipo directivo ampliara el plazo de venta”.

Admito que tras la lectura de este párrafo he dado un bote en la silla. ¿Otra vez la Agencia Reuters protagonizando una pifia periodística? ¡No es posible! Pues sí.

Cuando digo ‘otra vez’, me refiero a lo que sucedió durante la crisis económica que puso en riesgo a nuestro país hace cinco años. Durante ese durísimo trance, la prestigiosa Agencia de noticias citada tuvo un comportamiento inaudito. Difundió una serie de falsedades sobre España, insisto, en un momento extremadamente delicado.

Rescato algunas ‘perlas’ de la hemeroteca:

-- En febrero de 2012, Reuters envió un teletipo afirmando que el Gobierno español había inflado del déficit de 2011 para cumplir de forma más holgada los objetivos del año en curso. La propia Comisión Europea salió a negar que tuviera la más mínima sospecha sobre el particular. Pero es que, mes y medio después, se pudo comprobar, con las cifras reales en la mano, que no era cierto. Reuters no dijo la verdad.

-- En julio de 2012, un periodista de Reuters publicó que España iba a ser intervenida. De inmediato. Sin ningún género de dudas. Era cuestión de horas o días. Pasó el tiempo y el ‘scoop’ demostró ser igualmente falso.

-- Días después (siempre en julio de 2012), Reuters volvió a la carga y aseguró que el gobierno español negociaba en secreto un rescate de 300.000 millones de euros. Era inevitable. Se nos venía encima sin remedio. Como se pudo demostrar tiempo después, era otro infundio.

-- A mediados de septiembre de 2012, la misma agencia difundió otra pieza asegurando que Rajoy estudiaba congelar pensiones y acelerar la subida de la edad de jubilación a los 67 años. No se esperaría a 2020 para su aplicación. Se trataba –explicaba la agencia una vez más- de cumplir las condiciones impuestas ante un inminente ‘rescate’. Un nuevo embuste.

-- El 1 de octubre de 2012 un nuevo teletipo de Reuters sobresaltó a los españoles: “España pedirá el rescate este fin de semana”. Así, tajante. La nota citaba “dos fuentes del entorno de la Unión Europea y otra fuente alemana no identificada” y confirmaba que, efectivamente, el rescate de nuestro país ya tenía fecha. Una nueva patraña.

Uno lleva ya algunos años en esto, concretamente catorce en esto del periodismo confidencial en Internet. Ha tenido que soportar durísimas críticas de la llamada “prensa seria”, lecciones sobre honestidad, rigor, fiabilidad y ética profesional. Frente a la ‘liviana prensa digital’, que construye sus noticias sobre rumores o anecdotillas y no da una a derechas, está el periodismo fetén, el tradicional, el que siempre hace bien su trabajo de informar.

Sandeces. Aquí tenemos a una reputada empresa de comunicación, creada en 1851 en el Reino Unido y especializada en información financiera, publicando noticias falsas de forma reiterada. No medias verdades, no hechos parcialmente errados, no informaciones desenfocadas o a las que les faltaba el contrapeso de una de las partes.

Pues lo cierto es que Reuters lo ha vuelto a hacer.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·