Martes 22/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Un tiro en el pecho para huir de la crisis

Leo con estupefacción que la crisis parece estar provocando el aumento de suicidios.

En Grecia se han contabilizado 1.725 casos en los dos últimos años. Francia asegura que entre 10.000 y 12.000 suicidios se consuman cada año en aquel país, lo que la convierte en la nación trágicamente líder (con Bélgica) de este dramático ranking.

Ahora es Italia donde se está registrando un aumento del número de muertes voluntarias. El primer ministro Mario Monti se acaba de referir públicamente a este hecho, que ya tiene nombre y apellidos. Vicenzo de 28 años y Roberto, de 62, se han ahorcado agobiados por las deudas. Mario, de 59, se ha pegado un tiro en el pecho para huir de la crisis.

Se habla de dos muertos al día en el país vecino. Hasta 23 empresarios se han quitado la vida allí desde que comenzó el año 2012. El 40% pertenecía al Veneto, región del noroeste de Italia que ha actuado como nicho industrial de la pequeña y mediana empresa.

En España, las cifras también son preocupantes. En 2009 se quitaron la vida en nuestro país 3.429 personas. 179 eran menores de 25 años.

Los expertos aseguran que 1.000.000 de personas se suicidan cada año en el mundo. Pero el número de tentativas puede ser hasta 20 veces mayor. Es decir, se produciría una muerte por suicidio cada 40 segundos y una tentativa cada 3 segundos. Y se estima que en el 2020 se alcanzará la cifra de 1.500.000 de suicidios anuales en todo el planeta.

La pregunta es por qué. ¿Qué está pasando?

En este sentido, el caso francés es sintomático. Los especialistas alertan de un nuevo fenómeno. Desde al año 2008 hasta hoy, han comenzado a observarse ‘epidemias’ de suicidas entre las grandes empresas del país vecino.

En los últimos cuatro años, un número inusual de empleados de compañías como France Telecom, Peugeot o Société Génerale se han quitado la vida tras procesos de reestructuración interna que incluían despidos, prejubilaciones o bajas incentivadas. El mayor número de muertes se ha producido entre cuadros medios y superiores.

Creo que son datos lo suficientemente aterradores como para exigir una reflexión personal.

Más en twitter: @javierfumero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sobre el autor...

Javier Fumero

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·