Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

Don Juan Carlos apenas celebró el viernes su onomástica, aunque hubo algún brindis en la inauguración de los juegos de Almería

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la festividad de San Juan Bautista celebraba su onomástica el rey, algo que, sin embargo, apenas ha tenido repercusión externa porque no se ha organizado nada especial. Con ello, se continúa una práctica iniciada hace tres años, de limitar al ámbito familiar una conmoración que en el pasado tuvo gran alcance social.

En la festividad de San Juan Bautista celebraba su onomástica el rey, algo que, sin embargo, apenas ha tenido repercusión externa porque no se ha organizado nada especial. Con ello, se continúa una práctica iniciada hace tres años, de limitar al ámbito familiar una conmoración que en el pasado tuvo gran alcance social.

 

Los reyes asistieron el viernes, en Almería, a la apertura de los Juegos del Mediterráneo, donde, por cierto pudieron volver a saludar a los miembros del Comité Olímpico Internacional (sigue pendiente la decisión del 6 de julio). Hubo una recepción, ofrecida por el presidente andaluz, Manuel Chaves, y en ese entorno se produjo un brindis de homenaje a don Juan Carlos en el día de su santo.

 

Durante años, en la festividad de San Juan se celebraba una masiva recepción en los jardines del Campo del Moro (al pie del Palacio Real), que sin embargo acabó provocando problemas, por las quejas de quienes no eran invitados, porque se establecían rivalidades en los trajes que se lucían, pero también por el excesivo número de asistentes.

 

Desde hace tres años no existe celebración alguna, salvo la que tiene lugar en el entorno íntimo de la Familia Real. Los años pasados, por ejemplo, se ofició una misa en la capilla existente en los jardines de La Zarzuela, con asistencia de toda la familia, y presencia también de los altos cargos de la Casa.