Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

El encontronazo televisivo de los “monárquicos” Jaime Peñafiel y Mariángel Alcázar en el programa matinal de Ana Rosa Quintana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos especialistas en informaciones monárquicas se enzarzaron el martes, en directo, en el programa matinal que dirige Ana Rosa Quintana en Telecinco. Los protagonistas no fueron otros que Jaime Peñafiel y Mariángel Alcázar.

Jaime Peñafiel (columnista de El Mundo, además de invitado habitual en radios y televisiones) y Mariángel Alcázar (que cubre la información de la Casa Real para La Vanguardia), participaban esa mañana, en Telecinco, en una tertulia que tenía como tema principal el anuncio del segundo embarazo de la princesa Letizia Ortiz.   Durante la charla, Alcázar aprovechó para echar en cara a Peñafiel que, en más de una columna de opinión, hubiera hablado de “periodistas cortesanos”, para criticar a quienes –según él- escriben al gusto de La Zarzuela y de la Familia Real, y más en concreto que le hubiera citado a ella, con nombres y apellidos, como “cortesana”.   Alcázar defendió con viveza el trabajo de los informadores que siguen de modo permanente la actividad de los Reyes y los Príncipes, frente a quienes escriben permanentemente sobre estas materias sin estar presentes, sin cubrir la información en directo (es el caso de Peñafiel).   Aludió, por ejemplo, al “incidente” relatado por Peñafiel en El Mundo, diciendo que la princesa de Asturias había espetado un estridente “¡Vámonos ya!” a la Reina, en Palma de Mallorca, cuando doña Sofía se encontraba comprando en dos tiendas. Alcázar contó que ella se encontraba presente en esos momentos, y que tal escena no se produjo.   La periodista de La Vanguardia recordó a su compañero que él fue, durante muchos años, persona que cubría la información de Franco y su familia, cuando era jefe del Estado.   Un momento extraño se produjo cuando se contó que Mariángel Alcázar había tenido este verano en brazos a la infanta Leonor, hija de los Príncipes de Asturias. Ocurrió en Palma, cuando encontró, paseando por la calle, a la Reina y la Princesa, con la niña. Hablando con doña Letizia, la periodista le “reprochó” lo delgada que estaba, y añadió que la pequeña un día iba a pesar más que su madre.   Entonces, doña Letizia reconoció que la niña tenía buen peso, y a continuación le pasó la criatura a la periodista, que la tomó en brazos. En ese momento, en el plató se produjo un debate sobre si, en situaciones semejantes, se coge o no a una criatura, y Peñafiel replicó que él nunca lo ha hecho ni lo hará.   Hubo, en fin, pasajes de cierta tensión, Alcázar se frenó en alguna ocasión, Peñafiel intentó poner buena cara y sonreír, Ana Rosa Quintana trató de devolver la cordialidad, se escucharon aplausos del público, y aparentemente la cosa acabó en tablas. Pero lo cierto es que ambos salieron del programa muy nerviosos. Y en el caso de Peñafiel francamente enfadado, como él mismo comentaría a terceras personas.