Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

El bautizo de Leonor en La Zarzuela, en lugar del Palacio Real, da al acto religioso un carácter “familiar” y no “oficial”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión sobre dónde celebrar el bautizo de la infanta Leonor, que tendrá lugar este sábado, a las 12:30 del mediodía, tiene que ver con el carácter religioso de ese acto. Y así se ha valorado en La Zarzuela.

La decisión sobre dónde celebrar el bautizo de la infanta Leonor, que tendrá lugar este sábado, a las 12:30 del mediodía, tiene que ver con el carácter religioso de ese acto. Y así se ha valorado en La Zarzuela. Hasta ahora, los bautizos de nietos de los reyes habían tenido como escenario el palacio La Zarzuela, pero la circunstancia de que la primera hija de los príncipes de Asturias vaya a ser heredera del trono (después de su padre) confería a este acto una singularidad especial, distinta de los bautizos de los hijos de las infantas. Por ese motivo, llegó a estudiarse seriamente la posibilidad de organizar la ceremonia en el Palacio Real, en la capilla del mismo, un entorno bastante más solemne y destacado que la residencia familiar de los Reyes. Al final, se ha impuesto la opción de La Zarzuela, a pesar de que algunas opiniones son contrarias, entre otras cosas porque se desarrollará en el vestíbulo (el mismo lugar, por cierto, donde fue bautizado el príncipe Felipe) y una dependencia así no parece lo más adecuado. Pero la decisión tiene que ver sobre todo con el “carácter” que se quiere dar al acto por parte de La Zarzuela. Si se organizaba en el Palacio Real, lo lógico es que fuera una ceremonia pública, y por tanto con asistencia de altas personalidades del Estado, incluyendo, por supuesto, al presidente del Gobierno. Por el contrario, si se desarrolla en la residencia de los reyes, se da a la convocatoria un carácter familiar, y casi privado, con lo que no es requerible la presencia de los altos cargos del país. Se ha elegido esta segunda opción porque en La Zarzuela han considerado que el bautizo de la infanta Leonor es un acto “religioso”, y dada la aconfesionalidad del Estado y la orientación del actual Gobierno socialista, no se ha querido forzar las cosas para que deban asistir obligadamente las representaciones institucionales.