Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

Es una decisión de La Zarzuela

La reina Letizia tendrá menor protagonismo institucional que el que asumió doña Sofía

Felipe VI está protagonizando en solitario actos a los que, en la etapa anterior, asistían juntos el rey y la reina. Se busca remarcar su figura como jefe del Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Felipe VI viene protagonizando últimamente una serie de actos oficiales, algunos de ellos de bastante relieve, sin la presencia a su lado de la reina Letizia, rompiendo en algún caso una tradición anterior que se cumplía con su padre, don Juan Carlos. No es casualidad. Se trata de una decisión de La Zarzuela.


Las reinas Sofía y Letizia, en el Palacio de La Almudaina. Las reinas Sofía y Letizia, en el Palacio de La Almudaina.

Esa circunstancia, de las sucesivas ausencias de doña Letizia, ha sido comprobada y destacada en dichas ocasiones, pero faltaba una explicación. El motivo es que en la Casa del Rey se ha decidido potenciar la figura del rey como jefe del Estado, una condición que ostenta don Felipe en solitario.

La jura de Mariano Rajoy

El protagonismo en solitario de don Felipe se puso inicialmente de manifiesto con ocasión de la jura de su cargo por el presidente del Gobierno, el recién investido Mariano Rajoy, en La Zarzuela, a la que no asistió doña Letizia, lo que causó alguna sorpresa. Hasta ahora, en ese tipo de actos estaban presentes don Juan Carlos y doña Sofía, algo que ha dejado de ocurrir.

Esa situación, la ausencia de la reina, ha vuelto a repetirse en otros momentos semejantes, como la jura o promesa de los actuales ministros en el Palacio de la Zarzuela, y también la del nuevo Fiscal General del Estado, José Manuel Maza.

Viajes en solitario

De igual forma, Felipe VI viajó en solitario a la última Cumbre Iberoamericana, cumbres a las que hasta ahora había acudido también doña Sofía acompañando a don Juan Carlos, y por tanto participaba en el programa de actos y visitas organizados para las primeras damas. En este caso, de modo oficioso se adujeron problemas de calendario por la necesidad de una rápida vuelta del monarca a Madrid.

Igualmente, cuando se anunció una visita del rey a Arabia Saudí, viaje que finalmente fue suspendido por el fallecimiento de un miembro de esa familia real, se confirmó que no le  acompañaría doña Letizia.

Algún medio llegó a especular con el motivo de la ausencia era una negativa de la reina, que rechazaba desplazarse a un país donde se discrimina a las mujeres. Pero ese no era el motivo.

Una decisión con trasfondo

Fuentes bien relacionadas con La Zarzuela, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, explican que lo que está ocurriendo no es una suma de coincidencias, ni fruto de la casualidad, ni tampoco se debe a la voluntad de doña Letizia, sino que se trata de una deliberada decisión de la Casa del Rey, que encabeza Jaime de Alfonsín, y que es una opción que se mantendrá en el futuro.

Los argumentos que han llevado a la Casa del Rey a tomar esas decisiones se basan en la consideración de que, tal como se refleja en la Constitución, la figura institucional primaria es la del rey, que es el titular de los derechos y obligaciones que la Carta Magna adjudica al Jefe del Estado. En ese sentido, doña Sofía es solamente su esposa, la reina consorte.

Diferencias con doña Sofía

Respecto a lo que ocurría en el pasado con don Juan Carlos, las fuentes consultadas explican que la situación de doña Sofía era distinta, también porque los dos habían iniciado y protagonizado juntos la aventura de la consolidación de la monarquía y, con ella, de la democracia en España.

Pero es que, además, por origen familiar, por personalidad, y también por costumbre de años, ella era "una reina" y se comportaba como tal. De ahí ese protagonismo tan destacado que tuvo junto a su marido. En el caso de doña Letizia, las circunstancias históricas y personales son bien distintas.

Esas fuentes comentan que, desde La Zarzuela, la figura de la actual reina ha sido ubicada en el lugar institucional y protocolario que le corresponde. Algo que, por supuesto, ella ha asumido sin problemas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·