Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

El Rey se muestra triste y preocupado por la situación del país, y está escuchando a mucha gente en privado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Rey está triste por la situación del país, y así lo han percibido algunas personas que han podido hablar con él, en privado, estos últimos días.

El Rey está triste por la situación del país, y así lo han percibido algunas personas que han podido hablar con él, en privado, estos últimos días. Además de la información general ya conocida por todo el mundo, don Juan Carlos está escuchando a mucha gente, en audiencias y citas que no figuran en la agenda oficial. De ellos recibe información, les pregunta por los distintos aspectos de la vida del país y recaba su opinión sobre todo eso. Fuentes cercanas a La Zarzuela confirman que el Rey está hablando con muchas personas, a las que también traslada su propia opinión sobre lo que se debería o no se debería hacer, desde el punto de vista político o institucional, para el bien de España. De acuerdo con esas fuentes, don Juan Carlos recibe a representantes de los diversos estamentos de la vida nacional, de los distintos ámbitos, como pueden ser presidentes de empresas, juristas, intelectuales o académicos, y también a miembros de las Fuerzas Armadas. Algunas de las audiencias militares que concede no tienen reflejo en los periódicos, pero prácticamente todos los jueves el Rey recibe en La Zarzuela a personas del Ejército, entre ellos amigos suyos y compañeros de las academias, que le trasladan sus informaciones y valoraciones, y sus perplejidades. Consecuencia de todo lo que ha ido escuchando y viendo es esa sensación de tristeza y preocupación que se aprecia en don Juan Carlos últimamente. La deriva nacionalista, los problemas con Cataluña, el malestar en el Ejército, la errática política exterior (con aliados tan sorprendentes como Chávez y Evo Morales), los problemas sin fin con Estados Unidos, las reformas del modelo social (familia, matrimonio, educación…) emprendidas por el Gobierno… son cuestiones que fundamentan esa inquietud por la situación de España. Otra asunto grave que desazona a don Juan Carlos es la posible reforma de la Constitución, sobre lo que —según ha sabido El Confidencial Digital- tiene enormes reservas.