Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

El enfado de la Secretaría de Estado de Comunicación con una TV nacional por reproducir en un programa frívolo escenas del bautizo real

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El bautizo de Irene Urdangarín Borbón sigue trayendo cola. En La Moncloa ha sido muy comentado el enfado del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Barroso, con una cadena nacional por reproducir en un espacio de cotilleos escenas del bautizo del último hijo de los duques de Palma. Y no sólo.

El bautizo de Irene Urdangarín Borbón sigue trayendo cola. En La Moncloa ha sido muy comentado el enfado del secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Barroso, con una cadena nacional por reproducir en un espacio de cotilleos escenas del bautizo del último hijo de los duques de Palma. Y no sólo.

Según las mismas fuentes, no se quiere frivolizar lo más mínimo con estos temas, teniendo en cuenta, además, que en el acto íntimo –reservado para muy pocas personas- se encontraba el presidente del Gobierno y su esposa.

La escena tuvo un interés añadido por la considerable presencia de sacerdotes en la ceremonia, al lado del arzobispo de Madrid, Rouco Varela, que generó algunos comentarios de asombro en el entorno del presidente.

Por cierto, que la aparición en un lugar destacado de José Luis Rodríguez Zapatero y su mujer junto a los presbíteros que oficiaron el bautismo, tampoco ha gustado nada a Miguel Barroso. Según comentarios llegados a este confidencial desde Moncloa, los asesores presidenciales prefieren evitar en estos momentos imágenes muy cercanas del Presidente a la curia católica.

Algunos interpretan este deseo en un voluntario interés del jefe del Ejecutivo en mantener las distancias con los representantes del catolicismo. En este sentido, resultan especialmente significativas las palabras pronunciadas el pasado sábado por Zapatero, durante la inauguración de los cursos de verano de la Escuela Tomás Meabe de las Juventudes socialistas.

“No es cierto que la verdad nos hace libres, es la libertad la que nos hace más verdaderos”, dijo el presidente del Gobierno, contradiciendo –de manera pública y notoria- una frase de Jesucristo del Evangelio de San Juan.