Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

La clínica Ruber ofrece desde hace un año guardar sangre y células madres de recién nacidos y la generalidad lo acepta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La práctica de conservar sangre y células madres de recién nacidos, como se ha hecho con la infanta Leonor, es una oferta que la clínica Ruber hace desde hace un año y que los clientes suelen aceptar.

La decisión de recoger sangre de recién los nacidos, así como células madres procedentes del cordón umbilical, todo ello durante el alumbramiento de la criatura, es una práctica habitual del citado centro médico, que lo propuso a los príncipes de Asturias con motivo del nacimiento de su hija, la infanta Leonor. Según fuentes solventes consultadas por El Confidencial Digital, esa oferta, que se ha puesto en marcha en el Ruber desde hace un año, se plantea a todos los futuros padres, y la práctica totalidad de los afectados contestan afirmativamente. La posibilidad de que ese material genético pueda servir en el futuro, si fuera el caso, para curar alguna enfermedad del recién nacido, es un argumento de mucha fuerza como para decir que no. En ámbitos próximos a los príncipes de Asturias existe cierta sorpresa por al divulgación de esa noticia, que además ha merecido los “honores” de portada, y también algún desconcierto por la polémica que se ha suscitado. Datos recogidos por ECD apuntan que, detrás de estos hechos, pueden aparecer algunos debates polémicos de fondo, como la diferencia entre “depósito” y “trasplante”, o, en otro orden de cosas, entre público y privado. Dada la notoriedad del caso, por sus protagonistas, alguno de los ámbitos enfrentados podría considerar “interesante” crear polémica, para tratar de llevar el agua a su molino. Desde los ámbitos cercanos a los príncipes se pone de relieve que el material genético procedente del cordón umbilical son células madres, distintas por tanto de las células embrionarias, y que con las primeras no existe problema de tipo científico o ético, como han puesto de relieve numerosos estudios. Y desde el punto de vista jurídico nada se opone a esa práctica, e incluso la Unión Europea contempla la existencia de depósitos privados. El problema a corto plazo es que ese tipo de depósito no existe en España, aunque ya se está planteando su creación, como ayer mismo explicaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, afirmando que está pendiente de aprobación un banco privado de ese tipo.

·Publicidad·
·Publicidad·