Miércoles 18/10/2017. Actualizado 12:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

En el Restaurante La Catapa y con un tercer acompañante

De qué hablaron Felipe y Letizia en la cena de San Valentín

De fútbol, de los gustos cinematográficos de doña Letizia y de unos mensajes enviados por la reina. Pidieron a otros comensales que les hicieran una fotografía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI y doña Letizia vivieron el sábado su primer San Valentín como reyes de España. Para celebrarlo, acudieron a un restaurante situado en la calle Menorca de Madrid. Los monarcas, que cenaron en el mismo salón que el resto de clientes, llegaron a pedir a otros comensales, una pareja, que les hicieran una foto para inmortalizar el momento.

Los reyes Felipe y Letizia. Los reyes Felipe y Letizia.

La cena, tal y como ha trascendido en las últimas horas, se desarrolló en La Catapa, un restaurante de cocina tradicional que cuenta con un pequeño comedor adyacente a la zona de barra. Sin embargo, poco más se ha contado sobre esa velada.

El Confidencial Digital ha podido conocer detalles de la cena de los reyes, que, a pesar de la festividad de San Valentín, no fue tan “reservada” como se ha contado. Felipe VI y Letizia se sentaron en la sala junto al resto de clientes del establecimiento, y además compartieron mesa y mantel con un  tercer comensal, un amigo de la pareja, con el que departieron de forma animada y a la vista del resto de clientes.

Con cuatro escoltas y vestidos de sport

Eran aproximadamente las diez de la noche cuando los reyes y su acompañante llegaron al restaurante. Vestían de sport: Felipe VI con vaquero, camisa y jersey; y doña Letizia con vaqueros y una blusa. Primero entraron dos escoltas, después los reyes y por último dos escoltas más.

La real pareja y su acompañante ocuparon una mesa. En un primer momento, los clientes de La Catapa creyeron que el hombre que acompañaba a los monarcas era un agente del servicio seguridad. Sin embargo, al sentarse él también a la mesa, y escuchando cómo hablaba con los reyes, confirmaron que debía de ser un amigo del matrimonio.

A pesar de la ausencia de personal de seguridad en el comedor durante la velada, ninguno de los comensales presentes aprovechó la coyuntura para intentar fotografiar furtivamente a los reyes. Las limitadas dimensiones de la sala no favorecían los movimientos, ya que cualquier intento habría sido fácilmente percibido por los monarcas.

Fútbol, cine y unos mensajes de Letizia

La proximidad de la mesa de los reyes a las del resto de clientes pudo provocar que Felipe y Letizia eludieran tratar asuntos más personales o de rabiosa actualidad, como podrían ser el ascenso de Podemos, los intentos de Pablo Iglesias de hablar con los reyes, la difícil situación del PSOE o la proximidad de unas elecciones.

Uno de los primeros temas de conversación de Felipe y Letizia durante la cena fue la victoria del Real Madrid frente al Deportivo de la Coruña, esa misma tarde.

Después, la charla derivó hacia los gustos cinematográficos de doña Letizia, muy “selectos” en opinión del rey Felipe. Ambos comentaron a su acompañante que, después de la cena, acudirían a ver una película, cosa que cumplieron.

La reina también comentó que había enviado unos mensajes a una persona cercana, pero todavía no había recibido respuesta. Algunos de los presentes creyeron escuchar el nombre de Jaime de Marichalar como el receptor de los mensajes, aunque tampoco lo pueden asegurar con certeza.

Pidieron que les hicieran una foto

Los reyes degustaron algunos de los platos más solicitados en el restaurante La Catapa. Además de las tradicionales croquetas, Felipe y Letizia probaron pimientos y pulpo. Todo ello regado con vino, aunque la reina también pidió una caña de cerveza.

Ya avanzada la velada, y después de probar algunas de esas tapas, doña Letizia quiso hacerse una foto para inmortalizar el momento. Como quería que salieran los tres comensales, no dudó en pedir a los clientes de otra mesa que les realizara esa fotografía.

La reina Letizia ya conocía el local

No fue la única instantánea que se hicieron los reyes esa noche. El dueño del restaurante, Miguel Ángel García, que no se encontraba en el establecimiento cuando llegaron los monarcas, llegó a tiempo para saludar a Felipe y Letizia y hacerse una fotografía con ellos.

En la conversación que los reyes mantuvieron con él, doña Letizia comentó que ella ya había estado antes en La Catapa con unas amigas, aunque en esa ocasión se decidieron por tapear en la barra y no pasaron a la sala de comedor.

Las especialidades del restaurante

El Confidencial Digital ha hablado con el dueño del establecimiento. Miguel Ángel García explica que el menú estrella de su local son las croquetas de patatas y trufa, además de los boquerones a la bilbaína y la tortilla de patatas.

En este sentido, asegura que todo el mundo que visita el restaurante toma sus famosas croquetas, de origen francés, cuyo secreto está en “trabajarlas en frío”. “Son croquetas cuadradas, que a todos llaman la atención”. El pulpo que probaron los reyes “es una especialidad de la casa, donde se juega con un toque segoviano con patatas revolconas”.

García explica que ese día el restaurante no tenía un menú especial para san Valentín. Elaboran menú temáticos y de la temporada relacionados con la gastronomía, aunque los platos tradicionales nunca son suprimidos. Los platos más solicitados el pasado sábado fueron el pescado y el tarta de atún, “que no deja indiferente a los consumidores”.

Vea a continuación un vídeo del establecimiento, presentado por Miguel Ángel García:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·