Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Casas reales

La infanta Leonor volvió a captar todo el protagonismo durante el bautizo de su hermana Sofía que tuvo lugar en La Zarzuela

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La hija mayor de los Príncipes, la infanta Leonor, lleva camino de convertirse en una figura muy destacada en la familia, como ya demostró durante las últimas visitas a la Clínica Ruber. Ayer lo volvió a hacer en el bautizo de su hermana Sofía.

La pequeña Leonor hizo gala de una enorme espontaneidad y simpatía, tanto durante la sesión de fotos previa al bautizo, en el interior de La Zarzuela, como durante la ceremonia religiosa, protagonizada por el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, en los jardines de palacio.

La infanta Sofía, que presentaba una tez y un cabello menos oscuros que cuando se le fotografió por vez primera, a los pocos días del nacimiento, y por tanto se va pareciendo más a Leonor, también estuvo muy despierta y atenta a todo lo que ocurría. Al primer nombre se añadió esta vez “de Todos los Santos”, una vieja costumbre en la Familia Real.

Un centenar de personas habían sido invitadas al acto, incluyendo las principales representaciones del país, salvo el presidente del Gobierno y su esposa, ausentes por encontrarse en un viaje semiprivado a México (ayer visitaron las pirámides de Chichen Itzá acompañados del presidente Calderón). La representación del Ejecutivo la ostentó la vicepresidenta, junto con por el titular de Justicia (Notario Mayor del Reino, por tanto).

En las fotografías oficiales, que se tomaron antes de la ceremonia, aparecieron también los miembros de las dos familias (los Borbón y los Ortiz Rocasolano). Durante esas tomas, Leonor pidió estar en brazos de su abuela la Reina doña Sofía (que vestía traje de pantalón en tonos amarillo claro), mientras que doña Letizia tenía a Sofía. La pequeña utilizaba un chupete azul.

En un aparte, doña Letizia comentó a los periodistas que Sofía pesaba algo más que su hermana con la misma edad, y que Leonor era muy cariñosa con la pequeña, aunque en alguna ocasión también reclamaba para ella que le prestaran algo más de atención. Y la princesa exclamó, sobre sus hijas: “¡A que son muy guapas!