Miércoles 23/08/2017. Actualizado 17:53h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Adiós a la venta de carros Leopard españoles a Arabia Saudí. Alemania se llevará el contrato porque su gobierno ha levantado las restricciones de exportación de armas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España pierde sus opciones de acceder al contrato de 3.000 millones de euros para vender carros de combate Leopard a Arabia Saudí. Un negocio en el que el Estado había invertido muchas esperanzas y mucha labor diplomática, incluidas gestiones de la Casa Real. Será Alemania la que, casi con toda probabilidad, se haga con el contrato.

Fuentes del sector conocedoras de los entresijos de este contrato, consultadas por El Confidencial Digital, aseguran que ya se ha perdido la esperanza de cerrar un trato con Riad para la venta de cientos de carros Leopards: el Gobierno de Merkel tiene vía libre para negociar sin restricciones contratos de exportación de armas con países de Oriente Medio.

Las leyes de exportación en Alemania son muy drásticas y prohíben el traspaso de armamento de guerra a países que no respetan los derechos humanos o en los que haya sospecha de que pueda usarse ese armamento contra población civil. La oposición política en el parlamento alemán se mostraba reacia a aceptar ventas a países del Golfo Pérsico.

Sin embargo, las fuentes consultadas por ECD aseguran que está a punto de cerrarse la venta de 200 Leopard al emirato de Catar –unos 2.000 millones de euros de negocio-. Pese a que aún no se conoce la decisión en firme del Consejo de Seguridad de Alemania –que debe autorizar este tipo de ventas-, estas voces aseguran que las empresas implicadas ya están trabajando en dicho pedido, por lo que “es muy previsible que la venta de Leopardos a Arabia Saudí se desbloquée y sea cuestión de meses”.

España ofreció a Arabia Saudí hace años un paquete de entre 200 y 250 carros, por un importe aproximado de 3.000 millones y cuya fabricación recaía directamente sobre las factorías de Santa Bárbara Sistemas-General Dynamics. Sin embargo, el contrato que está negociando Alemania es sensiblemente superior: entre 600 y 800 carros.

Pese a las gestiones de la Casa Real con Riad –dada la gran amistad entre las dos monarquías- las opciones para España quedaron definitivamente dañadas cuando Krauss Maffei y Rheinmetall –propietarios alemanes de la patente del carro Leopard- decidieron optar por su cuenta al contrato con Arabia Saudí.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·