Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Sentencia de un tribunal militar

Condenado a nueve meses de prisión un cabo que mató en Afganistán a un soldado con un BMR

La víctima estaba realizando labores mecánicas bajo el vehículo y el conductor arrancó sin previo aviso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El juzgado militar ha impuesto una condena de nueve meses de prisión a un cabo del Ejército del Aire acusado de imprudencia en acto de servicio con resultado de muerte de un soldado. Los hechos ocurrieron en Afganistán en 2010, cuando el acusado conducía un blindado BMR por dentro de la base.


Vehículo BMR del Ejército español como el que protagonizó el accidente. Vehículo BMR del Ejército español como el que protagonizó el accidente.

El soldado de origen ecuatoriano Christian Quisphe –de 24 años y destinado en el grupo logístico de Montaña de Huesca-  murió atropellado el 7 de enero de 2010, en la Base de Apoyo Avanzado de Herat donde se encontraba desplegado parte del contingente español en Afganistán.

El accidente se produjo cuando un cabo primero del Ejército del Aire recibió la orden de dar unas vueltas por el interior de la base con un vehículo blindado BMR que acababa de ser sometido a unas reparaciones en una rueda.

Tras ello, al cabo se le encomendó llevarlo de vuelta al taller para comprobar que la reparación había sido efectiva. Allí, uno de los mecánicos le indicó que dejara el motor en marcha y el freno de marcha activado para realizar las comprobaciones bajo el blindado.

A los veinte minutos de iniciarse la reparación el cabo, por voluntad propia y sin previo aviso, retiró el freno de mano y reinició la marcha. El soldado fallecido, que aún se encontraba en los bajos del vehículo, recibió heridas fatales que le provocaron la muerte poco después de ser trasladado al hospital Role 2.

Nada más producirse el accidente el coronel jefe de la base ordenó la apertura de una investigación. Cuatro años más tarde, y tras pasar por la justicia militar, ya hay sentencia para el caso.

El cabo primero ha sido condenado por un delito contra la eficacia del servicio de armas, con carácter de imprudencia resultante en muerte. La pena de cárcel militar es de nueve meses.

La sentencia, por otra parte, considera “poco diligente” la decisión de los mecánicos de realizar la prueba técnica al vehículo con éste en marcha, aunque dicha circunstancia no ha afectado a la condena por actitud negligente del cabo primero.


Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·