Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La primera unidad se entregó hace 2 semanas

Defensa contratará ingenieros aeronáuticos para certificar que los nuevos A400M cumplen con lo prometido

ISDEFE busca una firma externa para evaluar “posibles discrepancias” que aparezcan durante la recepción y aceptación de los aviones de transporte de Airbus

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ejército del Aire tiene a su disposición desde el pasado 17 de noviembre su primer avión de transporte A400M. España se convertía así en el sexto país en tener este modelo de aeronave, dejando atrás años de retraso y ciertos problemas en la fase de producción. Ahora se busca un ingeniero externo para determinar si lo entregado se corresponde con lo prometido.


A400M. A400M.

Defensa ha puesto en marcha un programa especial para ejecutar el proceso de entrega y aceptación de los nuevos aviones A400M. En él están involucrados técnicos de la Dirección General de Armamento, de la jefatura de Sistemas Aéreos de Ala Fija del Ejército del Aire y la Sociedad Mercantil Estatal Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE).

Además, ISDEFE ha licitado la adjudicación de un servicio de apoyo externo para la realización de “actividades de carácter técnico y material”. Se busca un ingeniero externo que realice un seguimiento de las actividades asociadas al proceso de entrega y aceptación de los A400M.

En la práctica, se busca un ingeniero aeronáutico para gestionar “posibles discrepancias” que surjan durante el proceso y evaluar que las características técnicas y de calidad del avión cumplen con lo establecido en los contratos. El importe del contrato, que se alarga hasta marzo de 2018, asciende a 97.000 euros.

El candidato al puesto debe estar en posesión de una Habilitación Personal de Seguridad de grado ‘Reservado Nacional’ y ‘NATO Secret’, debido a la sensibilidad del proyecto.

Polémica en otros países

Las entregas de las primeras unidades a otras naciones participantes en el proyecto han estado rodeadas de polémica. Alemania, por ejemplo, presentó una queja formal por la distancia entre lo encargado y lo entregado.

Tal y como se contó en estas páginas, Alemania elevó su protesta al fabricante tras detectarse diversos aspectos del diseño final que no se correspondían con lo inicial. Como el sobrepeso respecto al diseño inicial, que reducía sensiblemente su autonomía de vuelo hasta los 3.300 kilómetros.

Tampoco llevará equipados los sistemas que le permiten utilizar el piloto automático en vuelos a baja cota, una característica determinante de la operatividad del A400M.

En total, el proyecto está valorado en 28.0000 millones de euros, 8.000 más de lo previsto en el primer contrato. El sobrecoste ha supuesto, por ejemplo, que España tenga que pagar 500 millones de euros más –una parte en forma ayuda a la exportación a devolver por Airbus- por los 14 aparatos contratados.