Jueves 21/09/2017. Actualizado 13:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En 2024 la inversión debe alcanzar el 2% del PIB

Fragatas y blindados 8x8 se llevarán el aumento de gasto militar que ha exigido Trump

El Gobierno elabora un presupuesto tras haber solicitado a los ejércitos informes con sus prioridades en compra de armamento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España deberá hacer frente en los próximos años a una subida drástica del gasto en defensa, tal y como lo exige Estados Unidos y la OTAN. Del uno por ciento del PIB actual al dos. El Gobierno, que intentó rebajar las pretensiones aliadas, ya lo ha asumido y ya trabaja en un ambicioso plan. Se está elaborando un anteproyecto para determinar a dónde irá destinado el aumento presupuestario. Se avecinan grandes inversiones en material.


Trump y Rajoy se saludan por primera vez en persona durante un acto de la OTAN en Bruselas. Trump y Rajoy se saludan por primera vez en persona durante un acto de la OTAN en Bruselas.

La inflexibilidad de la Administración Trump a la hora de hablar del gasto militar de los aliados de la OTAN es algo que no esperaba el Gobierno de Mariano Rajoy. Así lo explican fuentes políticas a ECD, que desde el primer momento ha tratado de rebajar las pretensiones de aumento de gasto establecidas por Estados Unidos.

A la Casa Blanca, tal y como se contó en estas páginas, no le vale que España tenga más soldados desplegados en misiones internacionales que en toda su historia. Ni que participe en las principales operaciones de contención del terrorismo que se desarrollan en Oriente Medio y África. Ni la total disposición de las bases de Rota y Morón para el Pentágono.  El mensaje no ha cambiado desde la primera vez que Donald Trump exigió un mínimo del 2 por ciento del PIB destinado a defensa.

Lo intentó Mariano Rajoy en varias ocasiones. La primera, durante la primera conversación telefónica entre ambos mandatarios. Moncloa emitió una nota en la que omitía cualquier referencia al gasto militar. Poco después, la Casa Blanca informaba que Trump había recordado a Rajoy que debía elevar el gasto hasta el 2 por ciento comprometido años atrás con la OTAN.

Tras los infructuosos intentos por rebajar las pretensiones de Estados Unidos –y de buena parte de los socios de la OTAN-, en Moncloa comenzó a asumirse que no había otra salida que comenzar a trabajar en un escenario diferente: una subida progresiva y determinante del presupuesto de Defensa en los próximos años.

Habrá sorpresas” en los próximos presupuestos, llegó a admitir una fuente bien posicionada de Moncloa a este confidencial a principios del pasado mes de junio, justo después del encuentro entre la comitiva española y estadounidense en Bruselas con motivo de la inauguración del nuevo cuartel general de la OTAN.

Se estudia en qué partidas aumentar el gasto

Desde entonces, explican fuentes políticas y confirman fuentes militares, el Gobierno ha comenzado a elaborar un estudio preliminar sobre cómo y en qué concretar ese importante aumento del gasto militar.

Se maneja, para ello, una serie de informes que tienen los tres ejércitos y el propio Ministerio de Defensa con las líneas maestras de lo que deberán ser las Fuerzas Armadas en el horizonte de la próxima década.

Las fuentes consultadas aseguran que en este primer sondeo que está realizando el Gobierno juegan un papel clave ciertos programas de armamento sobre los que se viene trabajando en los últimos años. Planes que recibirán un espaldarazo definitivo con la subida de la partida de gastos prevista en los próximos años.

Hablan, en concreto, del programa de fragatas F-110, cuya primera orden de ejecución podría llegar este mismo año –la primera unidad estaría lista en 2023-, y los programa de renovación de vehículos blindados de ocho ruedas del Ejército de Tierra.

Según estas voces, ambos programas se llevarían buena parte del aumento presupuestario que ya se da por seguro para el próximo año. Descartan, eso sí, que el gasto se dirija a aumentar la presencia española en misiones internacionales más allá de la que hay actualmente.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·