Miércoles 23/08/2017. Actualizado 17:53h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En el campo de maniobras de Chinchilla (Albacete)

Golpear a un militar de guardia con un vehículo no se considera agresión

Absuelto un civil que causó heridas a un cabo que le pidió la documentación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un juez militar ha absuelto a un conductor civil que golpeo con el retrovisor de su furgoneta a un centinela que se encontraba vigilando un campo de maniobras en Albacete. La patrulla le había retenido y esperaban la llegada de la Guardia Civil para identificarle.


Helicópteros del Ejército de Tierra durante unas maniobras en el campo de Chinchilla. Helicópteros del Ejército de Tierra durante unas maniobras en el campo de Chinchilla.

Los hechos ocurrieron en el campo de maniobras de Chinchilla, cuando una patrulla de seguridad formada por un soldado y un cabo divisó una furgoneta civil en la zona restringida de las instalaciones.

Al acercarse a ella, detectaron la presencia de un conductor civil, al que informaron de que se encontraba en un área militar y que la Guardia Civil había sido requerida en el lugar para identificar al conductor, por lo que debería esperar.

Según reflejaron en sus declaraciones posteriores los militares, el civil reaccionó de malos modos, y tras proferir varios insultos –“iros a tomar por culo”, según figura en la sentencia- se introdujo en el vehículo saltándose las indicaciones de los centinelas y emprendió la marcha a gran velocidad.

El cabo de la patrulla, que se había colocado junto al vehículo, fue golpeado a la altura de la cadera por el retrovisor de la furgoneta y cayó al suelo. Posteriormente tuvo que ser atendido en el Centro de Salud de Chinchilla y trasladado a un hospital de Albacete, donde se le diagnosticó una “polincontusión moderada”.

Recientemente, el tribunal militar que juzgaba el caso ha fallado a favor del acusado, absolviéndole de las faltas por desobediencia o resistencia a órdenes del centinela. Incluso de una falta de lesiones, alegando el que no quedó acreditado que el acusado tuviera la intención de atropellar al cabo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·