Lunes 25/09/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Una estafa a nivel mundial

“Soy el capitán James del Ejército de EEUU, ayúdame a sacar 8 millones de dólares de Afganistán”

El último ‘timo nigeriano’ ha llegado a España. Suplantar la identidad de un militar estadounidense cuya unidad ha confiscado una fortuna a un grupo de terroristas y pide dinero para expatriarla

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un tesoro incautado a terroristas talibanes. Un capitán de operaciones especiales del U.S.Army intentándolo sacar de Afganistán para construir orfanatos en Sudamérica. Y necesita la ayuda de una persona para mover el dinero hasta Europa. Así es el nuevo ‘timo nigeriano’ que suplanta la identidad de un sargento real del ejército estadounidense.


Presunta tarjeta de identificación del falso 'Kevin James'. Presunta tarjeta de identificación del falso 'Kevin James'.

“Hola, soy el capitán Kevin James, al mano del 3er Batallón de Operaciones Especiales de Estados Unidos en Afganistán. Quiero informarle que tengo en mi poder una importante suma de dinero que he recuperado en una de las incursiones antiterroristas de mi unidad”.

Así comienza la cadena de emails con la que grupos organizados llevan a cabo la última modalidad de ‘timo nigeriano’ detectada ahora en España. El modus operandi de estos timos es siempre el mismo: una persona tiene una gran cantidad de dinero que está dispuesta a compartir si la víctima accede a pagar una parte de las comisiones necesarias para desbloquear el dinero. La novedad en esta ocasión es que el gancho es un presunto oficial del ejército estadounidense.

Un botín de 7 millones robado a los talibán

Tras varios contactos por email, el presunto militar explica el origen de la fortuna: 7,2 millones de euros recuperados en Afganistán tras una operación contra un grupo talibán por parte una unidad antiterrorista de Estados Unidos.

“Debido a la decisión de nuestro Gobierno a retirar nuestras tropas de Afganistán, he decidido dejar el ejército” explica el gancho de esta estafa. “No tengo intención de entregar el dinero al Gobierno. He podido moverlo de la zona de guerra con la ayuda de la Cruz Roja a un lugar seguro de Bélgica”.

Sin embargo, ese dinero se encuentra  “bloqueado” por una serie de complejos trámites burocráticos. Para poder desbloquearlo hay que pagar una serie de tasas, que ascienden a los 3.000 euros. A cambio, la víctima recibiría un 40 por ciento de ese importe: unos 3 millones de euros.

El resto, cerca de 4 millones, irían destinados a obras de caridad concretas a cargo del presunto capitán: la construcción de varios orfanatos en diversos países de Latinoamérica donde el militar estuvo destinado con anterioridad.

Fotos reales de un militar estadounidense

Toda esta ficción, relatada durante varios días de intercambio de correos entre los estafadores y la víctima, va acompañada de multitud de datos personales y fotografías del presunto capitán del ejército estadounidense. Incluida una imagen de su tarjeta de identificación militar –falsificada-.

Según ha podido saber ECD, las fotografías pertenecen efectivamente a un militar real de Estados Unidos, un sargento de apellido James. El material ha sido sustraído de sus perfiles reales en redes sociales, y con ellas se ha creado al personaje ficticio: viajes de vacaciones, partidas de golf con amigos, partidos de beisbol, cenas de gala militares, despliegues en misiones en el extranjero, saltos en paracaídas…

Las ‘mil’ caras del soldado James

De hecho, no es la primera vez que la identidad de este militar ha sido suplantada para ser utilizada en diversos timos y estafas. Todas ellas bajo las características propias de los timos nigerianos.

George James, Stuart James, James Maner, Robert James Terrence, Tom Davidson James, Ricky James… son algunos de los nombres que acompañan a estas mismas imágenes en denuncias que se pueden encontrar en internet sobre intentos de timo, incluso en estafas consumadas.

Los estafadores utilizan estas fotografías para crear perfiles en redes sociales –Facebook, Linkedin…- y dar verosimilitud a la falsificación. Pero hasta el momento, estos timos iban dirigidos exclusivamente a mujeres con la propuesta de un romance.

El personaje creado para el engaño decía ser un militar en activo o en la reserva, viudo y con uno o varios hijos –la historia cambia según la versión-. El denominador común en todas es el apellido o nombre James, ya que concuerda con el identificador que sale en el uniforme militar de sargento real.

El supuesto benefactor se encuentra destinado en un país de África o Asia y, tras crear un clima de amistad o incluso amor con la víctima, solicitaba el envío de pequeñas cantidades de dinero que iban creciendo con el tiempo. 

Una denuncia en Estados Unidos

Por ejemplo –según una denuncia pública que consta en la Agencia de Protección del Consumidor estadounidense-, un tal ‘James Stuart’ destinado en Ghana solicitó a una mujer con la que había contactado y establecido una amistad el envío de un paquete con ropa: chanclas, pantalones, camisetas, gel… artículos “difíciles” de conseguir en ese país. 

La mujer, relata en su denuncia, accedió y envió el paquete. Al poco tiempo recibió una comunicación de un supuesto diplomático advirtiéndole que la valija había quedado “bloqueada” en la aduana y había que pagar 100 dólares para que el paquete llegase a su receptor. Lo pagó.

Con esas pequeñas cantidades, explican los expertos en este tipo de estafas, el timador pone a prueba la voluntad de la víctima para pagar cantidades económicas. Es un ‘test’ para determinar si ha ‘mordido el anzuelo’.

3.000 dólares a cambio de un botín de joyas

A las pocas semanas, según la denunciante, llegó una nueva petición de dinero para poder sacar de Ghana un valioso tesoro, entregado al supuesto ‘sargento James Stuart por una anciana multimillonaria a la que poco antes había salvado la vida.

En todas las historias se repiten escenas de valentía por parte del estafador. En esta ocasión, como agradecimiento por evitar que unos terroristas mataran a la anciana y a su familia, esta le entregó un valioso botín de joyas y diamantes.

Pero para sacarlos del país había que contratar a una empresa de seguridad y el coste eran 3.000 dólares. La mujer, alertada, investigo este nombre y descubrió que había dejado rastros de otras estafas en internet y denunció el intento de timo.

Vea a continuación algunas de las imágenes que hacen circular los grupos de estafadores que utilizan la identidad de este militar estadounidense:


  • Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano' Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano'
  • Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano' Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano'
  • Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano' Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano'
  • Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano' Imágenes robadas a un militar real para un 'timo nigeriano'
  • Presunta tarjeta de identificación del falso 'Kevin James'. Presunta tarjeta de identificación del falso 'Kevin James'.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·