Miércoles 25/05/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El país vecino protagoniza una carrera armamentística

El ejército de Marruecos cuenta con aviones no tripulados operativos que España tardará años en tener en servicio

Dedicados a misiones de reconocimiento e inteligencia, se hallan ahora desplegados sobre todo en la frontera con Argelia y en el Sahara

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Marruecos suma y sigue. Las fuerzas armadas de nuestro vecino se encuentran inmersas en una carrera armamentística por tierra, mar y aire. Sobre todo por aire donde, a la moderna flota de aeronaves que ha ido construyendo, se le unen ahora avanzados aviones no tripulados (UAV) ya operativos. Los militares españoles advierten: “Van por delante de nosotros”.

UAV Predator XP, modelo similar al que tiene Marruecos. UAV Predator XP, modelo similar al que tiene Marruecos.

Tal y como contó El Confidencial Digital, los aviones no tripulados son la apuesta de futuro del ministerio español de Defensa. Por ello, en los planes del Estado Mayor se incluye el objetivo de aumentar considerablemente la inversión en estos medios aéreos.

Sin noticia de los drones

La Dirección General de Armamento y Material (DGAM) anunció el pasado mes de marzo, durante la feria de sistemas no tripulados UNVEX 14, que en junio estaría listo el ‘Plan Director’ en el que se establecerían los plazos y objetivos de la futura flota de UAVs de España.

Pasada esa fecha, y sin noticias aún de ese ‘libro blanco’ de los drones españoles, hay militares que comienzan a mostrar sus dudas sobre el futuro de un sector estratégico para las Fuerzas Armadas.

Quienes más críticos se muestran con la política de desarrollo de la tecnología no tripulada indican que otros países socios, como ocurre con Francia, Italia y Reino Unido, han avanzado considerablemente en este campo en los últimos 5-10 años. “Incluso Marruecos”, aseguran expertos en el sector consultados por El Confidencial Digital

Rabat, “muy por delante”

El caso de Marruecos resulta especialmente relevante, por las implicaciones que significa para España.

El ‘vecino del sur’ ha puesto en marcha en la última década un ambicioso programa de modernización de sus fuerzas armadas. Desde nuevas fragatas –para la base naval de Ksar Sghir- y modernos aviones F-16 –que superan técnicamente a los F-18 de Gando-, hasta sistemas no tripulados.

En este campo, Rabat ha decidido dar un salto cualitativo y convertirse en el estado magrebí con mayores capacidades aéreas no tripuladas. “Van por delante de España” remachan militares del Aire consultados por ECD.

Aseguran que, “mientras en España se habla de proyectos de futuro, que tardarán años en ser operativos, allí ya tienen operativas más de media docena de aparatos de última generación”.

Predators, Harfangs…

Por ejemplo, los tres UAVs RQ-1 Predator XP, adquiridos a Estados Unidos, que utiliza en misiones de reconocimiento e inteligencia en zonas fronterizas con el Sahara y Argelia.

Las fuentes consultadas destacan, sin embargo, que estos modelos están “capados”, ya que no tienen el “cableado que permite artillarlos” –algo que se quiere hacer en España con el prototipo Atlante-. Tan sólo Reino Unido e Italia disponen de estos aparatos.

Además, Marruecos se halla a la espera de recibir los cuatro nuevos sistemas Harfang que ha adquirido a Francia de segunda mano.

La compra ya ha sido firmada, pero París “aún no los ha entregado”. Estos aparatos se basan en el modelo israelí IAI Heron, los mismos que están siendo utilizados para vigilancia durante el Mundial de fútbol de Brasil.

A ellos, hay que sumarle otras cuatro unidades marroquíes del modelo I-GNAT- ER, fabricado por General Atomics, así como dos Skyeye R4E-50. Hacen un total de 8 aparatos en servicio y operativos, más los cuatro Harfang franceses que esperan recibir próximamente.

La asignatura pendiente de España

Por su parte, España adquirió a la empresa israelí IAI un total de cinco aparatos Mk Searcher, de los que sólo quedan cuatro, tras estrellarse uno durante la misión de Afganistán. El coste de estos sistemas, que el Ejército de Tierra solicitó de forma urgente para la misión afgana, asciende a 20 millones de euros.

Además, el Tierra cuenta con 27 mini UAVs ‘Raven’, aparatos de tamaño muy reducido, para misiones de reconocimiento, que son lanzados a mano por la infantería.

El resto son todo proyectos que habrá que esperar años para ver en servicio operativo”, añaden las voces consultadas. Entre ellos, el Atlante de Airbus Military – EADS, o el Pelícano de Indra.

Según las fuentes militares, España ha tenido diversos ofrecimientos por parte de Estados Unidos para facilitar sistemas UAV operativos y probados, como varias unidades de ‘Global Hawk’, pero las ofertas han sido rechazadas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·