Jueves 26/05/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El líder del PSOE lo considera su última prioridad

Podemos exigirá el Ministerio de Defensa y Pedro Sánchez está dispuesto a dárselo

El partido de Pablo Iglesias aplicará un cambio en las Fuerzas Armadas que visualice su modelo de sociedad: menos Eurofighters y fragatas…y más UME

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Podemos está dispuesto a reclamar el control del Ministerio de Defensa, también si gobierna en coalición con otro partido. Para la formación representa una oportunidad de mostrar algunas de sus líneas políticas de fondo. Y ya saben que el líder del PSOE está dispuesto a renunciar a él: lo considera su última prioridad.

Pablo Iglesias, líder de Podemos. Pablo Iglesias, líder de Podemos.

El Confidencial Digital desveló el pasado mes de noviembre el contenido de algunas de las conversaciones reservadas que se están produciendo en altos círculos de las Fuerzas Armadas comentando la irrupción de Podemos en el escenario político nacional (y también en la OTAN).

Los cambios profundos que pretende aplicar la formación en el mundo castrense han generado inquietud en ambientes militares. Tanto que incluso algunos diseñaron una operación de acercamiento a Podemos para conocer en profundidad sus posturas e intentar inculcarles cierta ‘cultura de Defensa’.

Reuniones de ex militares con Podemos

Esos acercamientos con la formación de Pablo Iglesias ya se han producido, según ha confirmado ECD. Los han protagonizado ex altos oficiales, ya en situación de reserva, y han sido seguidos muy de cerca –de hecho han sido “casi como un encargo” sostienen las fuentes consultadas- por generales en activo.

El resultado de esas conversaciones no es nada halagüeño, a juicio de estos mandos. Quienes han estado involucrados en ellas confiaban en lograr un entendimiento tras constatar que Pablo Iglesias había ido, poco a poco, suavizando en público su posición antimilitarista. De hecho, el pasado verano llegó a admitir incluso: “El Ejército es necesario hoy”.

Sin embargo, los militares que se han acercado a Podemos han llegado a una inquietante conclusión: la formación ha trazado un plan para dirigir el Ministerio de Defensa cueste lo que cueste. Además, su planteamiento sobre las Fuerzas Armadas no ha cambiado tanto como parecía respecto a los primeros mensajes que transmitían.

El objetivo es Defensa

Como han podido confirmar en estos encuentros, Podemos se ha fijado el objetivo de poner a su gente al frente de la cartera de Defensa. En caso de que las próximas generales les sitúen en el poder junto a otra fuerza política de izquierdas

Podemos se ha fijado el objetivo de poner a su gente al frente de la cartera de Defensa

, esa será una de las primeras peticiones.

Tras este movimiento, explican desde la formación, se encuentran razones de estrategia, imagen y prestigio: si consiguen imponer en las Fuerzas Armadas los cambios que preparan, se habrá lanzando al mundo el mensaje de que su nuevo modelo de sociedad es posible. “Si los militares asumen el cambio, el pueblo también”, llegan a decir.

Según aseguran las fuentes consultadas, en el discurso privado de Podemos aún se encuentran numerosas referencias negativas al excesivo peso de la OTAN en el poder de decisión de España, al seguidismo de los intereses de Estados Unidos y al “despilfarro” de dinero público que supone mantener unas Fuerzas Armadas con armamento de última tecnología. También se habla de un ejército ‘católico’.

Su modelo, explican, es un ejército mucho más austero y cuyas misiones –sin descartar compromisos internacionales ya adquiridos- se ajusten más al modelo de la Unidad Militar de Emergencias. Un ejército “que ayude al pueblo”. Más misiones humanitarias y menos operaciones bélicas, con una “concepción puramente defensiva”. Menos gasto en Eurofighters, misiles de última generación, fragatas o submarinos.

Sin embargo, no se habla de una revolución militar. Como explican las fuentes consultadas, Podemos es consciente de que unos cambios tan profundos deben acometerse de manera cuidadosa y hasta cierto punto, consensuada. De ahí que estén buscando –de momento sin éxito- un ex militar de cierto prestigio para que se sitúe al frente de Defensa y lleve a cabo la transición.

Lo que más preocupa: Pedro Sánchez

Lo extraído de dichas reuniones y encuentros con Podemos ciertamente preocupa entre las cadenas de mando de las Fuerzas Armadas. Faltaría más. Pero, como asumen en privado, es algo que entra dentro de lo esperado.

Sin embargo hay un hecho que ha intranquilizado mucho más: la postura del PSOE de Pedro Sánchez hacia el Ejército. Aquella declaración afirmando que “sobra el Ministerio de Defensa”, que el secretario general de los socialistas soltó el pasado mes de octubre en una entrevista a El Mundo, aún retumba en los cuarteles generales. No se lo esperaban.

Su “última prioridad”

Pese a que más tarde matizó sus palabras, los generales no quedaron tranquilos. Conversaciones de militares con antiguos dirigentes socialistas y con actuales miembros de la Ejecutiva de Ferraz confirman sus peores presagios: Defensa es “la última prioridad” de Pedro Sánchez.

Según explican, en los últimos meses se ha sometido a Sánchez una intensa labor de persuasión sobre esta cuestión por parte de compañeros de partido. Le han pedido que recapacite y caiga en la cuenta de la vital importancia que la cartera de Defensa tiene para el devenir de un país. Al parecer, no han tenido mucho éxito.

Por ello, entre los círculos militares arriba citados en estos momentos se maneja un hipotético escenario en el que PSOE y Podemos suman sus votos e inician una legislatura conjunta al frente del Gobierno. Con los datos que ahora tienen, consideran probable que, en menos de un año, Podemos esté sentado en el despacho principal de Castellana 109.

Lo que venga a partir de ahí es fácilmente previsible: unas Fuerzas Armadas dedicadas en exclusiva al reparto de ayuda humanitaria, la reconstrucción de zonas de conflicto, la asistencia en catástrofes y grandes desastres naturales…

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·