Martes 22/08/2017. Actualizado 17:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

¿Puede España sufrir un atentado nuclear? Un informe concluye que hay que aumentar la vigilancia en los puertos y en los traslados de material radiactivo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las amenazas más preocupantes que llevan una década investigando los expertos en terrorismo es la posibilidad de un ataque contra una instalación nuclear o radiactiva. España no está exenta de ese riesgo. Un informe del IEEE trata de arrojar luz sobre cuáles serían sus consecuencias y cuáles las medidas de seguridad a mejorar para evitarlo.

El informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE), de 43 páginas y firmado por el capitán del Ejército de Tierra Julio Ortega García, describe los riesgos y amenazas bajo el título “Medidas de Defensa en España frente al terrorismo nuclear”.

En el documento –puede verlo íntegro más abajo-, se explica que la posibilidad de un atentado nuclear o radiactivo preocupa profundamente –y más tras el 11-S- a los investigadores de todo el mundo, habida cuenta de las múltiples amenazas de Al Qaeda y otros grupos afines en este sentido.

El Gobierno español ha mostrado su compromiso con la comunidad internacional al respecto, con la presencia del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la Cumbre de Seguridad Nuclear de Seúl, donde trataron este asunto representantes de 53 países, además del secretario general de Naciones Unidas, el director del Órgano Internacional de la Energía Atómica, los presidentes del Consejo y de la Comisión de la UE y el secretario general de la Interpol.

España queda relativamente fuera de la influencia de un ataque con un arma nuclear comprada en el mercado negro, robada de un arsenal nuclear o recuperada tras un hipotético accidente. Sin embargo, sí está bajo el peligro de un atentado contra sus instalaciones.

El objetivo: centrales nucleares

El riesgo principal en materia nuclear que tiene España pasa por un ataque terrorista contra una instalación nuclear. Instalaciones que “han crecido en los últimos años de manera constante, siendo prácticamente seguro que continúe creciendo” asegura el autor.

En este caso, un ataque podría liberar material radioactivo, dispersándose en la atmósfera y exponiendo a la población civil a sus efectos nocivos.

El estudio recoge cuáles son las instalaciones sobre las que hay que reforzar la atención: las ocho centrales con reactores nucleares (Almaraz I y II, Ascó, Cofrentes, Garoña, Cabrera, Trillo y Vandellós II), el centro de almacenamiento de residuos radiactivos de Cabril (Córdoba) y la fábrica de elementos combustibles de Juzbado (Salamanca).

En el caso de las instalaciones de Cabril, la probabilidad de que se convierta en un objetivo terrorista es casi remota, ya que “no sería lógico que un grupo terrorista lo intentase para lograr un objetivo tan limitado”.

En cuanto a la fábrica de elementos combustibles de Juzbado, la consideración de riesgo es mucho más alta, ya que el material radiactivo principal de dicha instalación es el óxido de uranio, altamente radiactivo.

Aumentar la seguridad en puertos y carreteras

“Las medidas establecidas en España pudieran ser suficientes para las formas más sencillas de terrorismo nuclear. Sin embargo para un terrorismo nuclear complejo, con la participación de un grupo terrorista de elevada competencia, las medidas podrían no ser suficientes”.

Entre las medidas que se proponen se encuentran la de aumentar la seguridad y el control de los puertos españoles que mayor tráfico reciben desde países de África, Arabia Saudí o Oriente Medio –para evitar la entrada ilegal de artefactos o material radiactivo-.

Además, se propone aumentar la seguridad de los trayectos en carretera o ferroviarios del material nuclear que es trasladado de una instalación a otra. En cuanto a los recintos de las propias instalaciones se considera muy alta la seguridad.

“El sistema en su conjunto quizá no alcance la eficacia que se necesita para asegurar que no se producirá un atentado nuclear en España. Esta eficacia debe ser máxima debido a que no se puede permitir un mínimo error” concluye el informe.

Conozca el contenido íntegro del informe.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·