Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La operación quedó suspendida en cuanto se produjo el accidente

El dramático rescate de la activista italiana de Greenpeace contado por la Armada

Sus compañeros gritaban que no la detuvieran. El médico que la atendió se planteó que podría perder la pierna. Ella dio las gracias a los militares que la evacuaron

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rescate de la activista italiana de Greenpeace herida durante el asalto a un buque de Repsol en Canarias estuvo rodeado de escenas de tensión. En un primer momento pareció que perdería la pierna y durante el salvamento sus compañeros creyeron que solamente la estaban deteniendo. Militares que siguieron de cerca los acontecimientos ofrecen detalles sobre cómo se produjo la evacuación.

Imagen del incidente entre Greenpeace y la Armada. Imagen del incidente entre Greenpeace y la Armada.

Ayer, martes, comenzaron en el Atlántico, a 50 kilómetros de la costa de Fuerteventura, los sondeos submarinos para inspeccionar el pozo ‘Sandía’. Unas prospecciones que continúan generando polémica y que cuentan con la oposición de colectivos ecologistas como Greenpeace, cuyos activistas protagonizaron este fin de semana un enfrentamiento con efectivos de la Armada que protegían al buque de Repsol encargado de los trabajos.

Dos heridos

En los incidentes resultaron heridos dos integrantes de la organización ecologista. Uno de ellos, una muchacha de nacionalidad italiana, tuvo que ser evacuada de urgencia. Fuentes militares que fueron testigos de la operación ofrecen a El Confidencial Digital los detalles. de esta intervención.

Según su testimonio, tras el choque entre la lancha de Greenpeace y la semirrígida de la Armada, pudieron constatar que había una chica en el agua. Como pueden comprobarse en los vídeos difundidos por los ecologistas, la joven estaba herida y gritaba de dolor.

En ese momento, explican las fuentes, se suspendió la operación militar montada frenar a los activistas de Greenpeace y se dio prioridad máxima a la evacuación de la herida. Uno de los buzos que iba a bordo de la semirrígida se lanzó a por ella y, tras subirla a la lancha, se comprobó que las lesiones revestían gravedad. Explican que la joven italiana no perdió la conciencia en ningún momento.

Pensaron que la estaban deteniendo

Los miembros de Greenpeace que fueron testigos del rescate solicitaron que se les entregara a la activista, pero el mando de la operación decidió que, por la gravedad de las heridas, había que llevarla hasta el ‘Relámpago’, el Buque de Acción Marítima que protegía la zona donde opera la plataforma móvil de Repsol.

En ese momento, cuando la lancha se disponía a irse a toda velocidad hacia el BAM, los miembros de la organización ecologista comenzaron a protestar a gritos, exigiendo que se devolviera a la herida, pensando que la llevaban detenida. Se produjeron escenas de tensión. La lancha semirrígida ‘Hurricane’, tras volver a consultar, recibió de nuevo la orden de evacuarla cuanto antes hasta el ‘Relámpago’.

Pudo perder la pierna

La joven dio las gracias a los militares que la rescataron

Una vez a bordo, el equipo médico al frente del pequeño hospital que dispone el buque evaluó las heridas de la activista. Tenía seccionada una parte de la pierna, con tendones afectados y huesos rotos.

“Si no se llega a evacuar rápidamente, podría incluso haber perdido la pierna” reconocen fuentes militares que siguieron de cerca el incidente.

Su vida no corría peligro, pero la herida de su pierna necesitaba una intervención quirúrgica de urgencia. Se quería evitar, además, que lesión pudiera terminar en una amputación, un suceso que podría ser utilizado contra la imagen de la Armada.

Los sanitarios del ‘Relámpago’ le aplicaron primeros auxilios y la estabilizaron, antes de ser evacuada en helicóptero al Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. Según cuentan, la joven dio las gracias emocionada a los militares que la rescataron.

Mientras, el mando del buque se comunicó con el ‘Arctic Sunrise’ para informar del estado de la italiana herida y de su evacuación de urgencia.

“Defender los intereses nacionales”

Poco después de conocerse los incidentes, el ministerio de Defensa ofreció su versión de los hechos en un comunicado de prensa, asegurando que el BAM "está llevando a cabo actividades operativas en apoyo de la defensa de los intereses nacionales en aguas del Atlántico próximas a las Islas Canarias para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera, debidamente autorizadas por el gobierno de la Nación, del barco Rowan Renaissance".

"La defensa de los intereses vitales y estratégicos de España es un objetivo primordial de la seguridad nacional, y la libertad de explotación de los recursos energéticos disponibles debe considerarse en ese ámbito", asegura la nota.

Ante las críticas a la dureza de las embestidas de las lanchas militares, Defensa asegura que sus efectivos se rigieron por “Reglas de Enfrentamiento aprobadas oportunamente por la cadena de mando operativo, para regular el uso de la fuerza en caso necesario frente a posibles amenazas a la libre navegación y operaciones del Rowan Renaissance en las zonas autorizadas".

“Pudimos ser más duros”

Esas reglas concretas de enfrentamiento, o ROEs, permitían a las lanchas del ‘Relámpago’ “impedir si fuera necesario por la fuerza el acercamiento de embarcaciones” al Rowan Renaissance. De hecho, explican fuentes militares de la Armada, la intervención “pudo ser más dura”.

“Habría sido posible incluso hundir una embarcación, embistiéndola con la quilla” aseguran, en caso de que traspasasen la barrera de seguridad del buque de Repsol y desoyeran las advertencias de los militares –como así ocurrió-. Consideran que, pese a la dureza de las imágenes, fue una intervención “blanda”.

Etiquetas
, ,
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·