Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El pasado miércoles 15 de marzo

El General jefe de las FAMET utilizó un Cougar para viajar a Valencia a ver las fallas con amigos

Se desplazó desde Colmenar Viejo a Bétera acompañado de otros mandos. El personal de la base fue advertido de que se trataba de un viaje de placer y no una visita oficial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“El General no viene a visitar la Unidad, sino a la mascletá y a comerse una paella, y se irá por la tarde”. Así recibió el personal de Bétera la noticia de que debían tener lista la base para recibir al general de Brigada Fernando García Blázquez, jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET). 


El general García Blázquez, a la izquierda, en una fotografía tomada durante la misión en Afganistán. El general García Blázquez, a la izquierda, en una fotografía tomada durante la misión en Afganistán.

A primera hora de la mañana del pasado miércoles 15 de marzo, un helicóptero modelo Eurocopter AS-532L Cougar de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) despegó de la base 'Coronel Maté' de Colmenar Viejo (Madrid).

El jefe de las FAMET viajaba a bordo

A bordo viajaba el General de Brigada Fernando García Blázquez, jefe de las FAMET, así como otros mandos de la unidad. Su destino era el aeródromo de la base de Bétera, en Valencia, donde está la sede del BHELEME II (Batallón de Helicópteros de Emergencia II).

Alrededor de las once de la mañana, el Cougar (con matrícula ET-601 e indicativo de radio OMEGA-01) aterrizó en Bétera. Quedó constancia de ello en la oficina de planes de vuelo de Manises, autoridad civil que en última instancia –a petición de la torre de control militar- autoriza el vuelo.

“El General ha venido a ver una mascletá”

 Los cuadros de mando del BHELEME II habían sido informados previamente de la llegada del general. Se le estaba esperando en pista. En un primer momento, se pensó que se trataba de una inspección no prevista de antemano, y que se deberían tener listas las instalaciones para un recorrido o para pasar revista al personal.

Sin embargo, los mandos de Bétera informaron al personal que interviene en la maniobra: “el General no viene a visitar la Unidad, sino a ver la mascletá (de las Fallas de Valencia) y luego a comerse una pella”. Se les informó de que se trataba de un viaje “particular”.

En la pista les esperaba un vehículo que pertenece a la flota oficial de la base. Una furgoneta Mercedes modelo Vito, en la que se introdujo el General García Blázquez y otros mandos que viajaban con él. Portaban equipajes particulares y ropa de civil. El destino final del vehículo era la plaza del Ayuntamiento de Valencia (a unos 20 kilómetros de distancia por carretera), lugar donde ese día se celebraba una mascletá.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el malestar del personal de la base era patente en esas horas. Una quincena de militares, entre oficiales de vuelo, personal contraincendios, rescatadores, jefe de pista, personal de Guardia de Orden, controlador aéreo… permaneció de guardia durante la estancia del general García Blázquez en Valencia. Todo el personal fue alimentado “a cargo de la unidad” confirman fuentes militares a ECD.

Vuelta a Madrid a las cinco de la tarde

Aproximadamente a las 17:30 de la tarde, con la comitiva militar ya de vuelta en la pista del aeródromo, el Cougar ET-601 emprendió el vuelo de vuelta a Colmenar Viejo. Durante las ocho horas y media que permaneció en Bétera la aeronave estuvo estacionada en el parking número 8.

El vuelo de regreso se recuerda especialmente entre las autoridades civiles que controlan los vuelos en el aeropuerto de Manises –y que, como se ha dicho, son quienes autorizan las salidas. Hubo problemas a la hora de confeccionar ese plan de vuelo debido a que éste se producía en horario donde la visibilidad comienza a ser reducida, pero finalmente despegó: fue, explican las fuentes, una "apreciación incorrecta" por parte de Manises.

El personal de Bétera que se encontraba en la base de guardia aquel día dio por finalizada su jornada en torno a las siete de la tarde. Su horario habitual establece las tres de la tarde como hora de salida. Según ha sabido ECD, no recibieron ningún tipo de compensación económica por ello.

El General de Brigada Fernando García Blázquez tomó posesión como Jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra el pasado mes de junio. Ha sido piloto de helicópteros y ha estado al frente de la misión ASPUHEL-XVI (Afganistán) entre 2009 y 2010.

Las FAMET, presentes en todas las misiones internacionales

Las FAMET, que estos días celebran el 50 aniversario de su creación, tienen un largo historial de misiones internacionales.

El personal y las aeronaves de la unidad han participado en la operación ‘Provide Confort’ de Irak (1991), la ‘SFOR’ de Bosnia-Herzegovina (entre 1997 y 2005), Albania (1999), Kosovo (2000), Mozambique (2000), Kirguizistán (2002 y 2003), de nuevo Irak (2003), Líbano (2007-2012) y especialmente en Afganistán, donde sirvió entre 2004 y 2013.

Fuentes de la unidad recuerdan a El Confidencial Digital que el peso de las FAMET en el éxito de las operaciones internacionales ha sido fundamental en las últimas décadas, y que decenas de sus miembros han perdido la vida en sirviendo en estas misiones.