Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El juez y el fiscal militar del caso de dos cabos sancionados en Afganistán por no cumplir una orden ‘taxativa’ proponen el sobreseimiento por segunda vez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sumario abierto en el caso de los dos cabos del ejército que se negaron a cumplir una orden de sus superiores en Afganistán no acaba de cerrarse. Tras las declaraciones de tres oficiales, pedidas por el Tribunal Militar Primero, la defensa, el fiscal y el propio juez instructor vuelven a decir que el caso debe quedar sobreseído

Los cabos José María Joya San Mamerto y Francisco Romera Martínez siguen esperando que la justicia militar dictamine la resolución de su caso. Éste se remonta a su paso por Afganistán cuando desobedecieron una orden de sus superiores y se negaron a hacer el traslado de un convoy porque los vehículos no estaban blindados.

Después de cumplir el arresto pertinente por falta leve en la zona de operaciones en diciembre del año pasado se inició un proceso judicial contra ellos. Un primer tribunal instructor decidió que el caso debía ser sobreseído. Pero una vez que llegó al Tribunal Militar Primero, éste ordenó la citación de tres oficiales, tal y como ya contó ECD.

Según ha conocido El Confidencial Digital, los tres oficiales declararon a mediados del mes de enero. Tras escuchar sus testimonios tanto el juez, como el fiscal militar como la defensa de los dos cabos volvió a insistir en que el caso debía quedar sobreseído. Esta resolución fue dirigida nuevamente al Tribunal Militar Primero.

El órgano judicial, según han informado a ECD en fuentes de la familia de uno de los cabos, aún no se ha pronunciado. A pesar de que el tribunal instructor, hasta en dos ocasiones, ha dictaminado que no hay suficientes motivos para juzgar a los dos soldados.

La dilación en la decisión judicial preocupa a las familias y reabre el debate sobre la posibilidad de que una orden de un superior, al no ser ‘taxativa’ pueda llevar a los militares a no obedecer las órdenes de sus superiores –véalo aquí-.

Durante todo este tiempo los dos jóvenes han seguido con su vida militar con total normalidad en el acuartelamiento de Salamanca donde están destinados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·