Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

ACS levanta el pie del acelerador en su asalto a Iberdrola: cobrará en efectivo el dividendo de la eléctrica, los March no tienen prisa, debe refinanciar 7.000 millones de deuda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un dato y dos hechos confirman que la ofensiva desplegada por Florentino Pérez para obtener un puesto en la junta de Iberdrola sufre un significativo frenazo. Algunos analistas apuntan incluso que el presidente de ACS podría estar dando, de forma sutil, los primeros pasos para retirarse de este asalto.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el primer dato que avalaría esta tesis es lo que va a suceder el próximo día 2 de julio. Ese día, Iberdrola abona el pago complementario al dividendo correspondiente al ejercicio 2009, que equivale a 0,184 euros brutos por acción. Según anunció la compañía hace unos meses, se podía cobrar en acciones o en efectivo, a elección del inversor.

De hecho, los accionistas de Iberdrola tenían hasta el pasado miércoles día 23 para decidir si querían cobrar en efectivo o en especie, es decir, en títulos de la compañía. El sector daba por descontado que ACS cobraría en acciones pues su inversión en Iberdrola no es meramente financiera sino estratégica. Máxime tras su salida de Unión Fenosa.

Pues bien. La orden que ha dado Florentino Pérez al BBVA, su banco depositario, es que desea cobrar en ‘cash’. Nada de acciones. Esta consigna se ha interpretado de dos maneras: o ACS tiene una necesidad imperiosa de dinero o está en franca retirada en su proyecto de asalto a Iberdrola. Cobrar en efectivo para comprar después acciones de la eléctrica sería un grave error estratégico.

Hay otros dos hechos que reforzarían la tesis de que, al menos, se ha ralentizado esta operación de ACS sobre Iberdrola. En primer lugar, hace unas semanas, los March admitieron públicamente que no tienen prisa en alcanzar el ansiado 20% de la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán. Los máximos accionistas de ACS especificaron que descartaban esa compra “a corto plazo”. Un hecho significativo.

Por último, ACS debe afrontar ahora un calendario de refinanciación de su deuda bastante exigente. Las fuentes consultadas por ECD aseguran que, entre este año y el próximo, deberá refinanciar más de 7.000 millones de euros. Ya lo ha hecho con 1.600 millones. Antes de final de año logrará hacerlo con otros 800. Para 2011 quedará el resto: casi 5.000 millones de euros.

Con este panorama por delante, explican algunos analistas, parece difícil pensar que ACS esté en condiciones de afrontar una importante compra de acciones, siempre sin contar –como ha reconocido siempre abiertamente el propio Florentino Pérez- con un socio financiero extranjero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·