Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

AENA emplea 17 millones de euros en dos torres para la T-4 de Barajas y un proyecto que acaba de ser suspendido: gastos en vano y demandas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ampliación del aeropuerto de Barajas ha costado más de seis mil millones de euros, dieciséis de los cuales iban a ser destinados al Servicio de Dirección en la Plataforma (SDP). Según datos recabados por El Confidencial Digital, ese proyecto para las dos torres de la T-4 ha sido suspendido lo que ha provocado gastos superfluos y demandas judiciales.

El Servicio de Dirección de Plataforma es un modelo de éxito en el extranjero, utilizado por ejemplo en los Aeropuertos de Munich y Las Vegas con buenos resultados. Se trata de un sistema de gestión que permite un abaratamiento de los costes y la mejora de la calidad del servicio. Tras analizar sus potencialidades, AENA decidió aplicar este modelo a la ampliación del Aeropuerto Madrid/Barajas.   Según la documentación a la que ha tenido acceso este confidencial, AENA destinó 15,97 millones de euros para el SDP, aunque esa cifra podía “oscilar entre los 12,90 y los 19,04 millones de euros”. Además, para su implantación, AENA contrató a la asesoría alemana Flughafen München GmbH. Esta empresa ha realizado el diseño del servicio, los procedimientos operativos, el plan de viabilidad y la formación del personal especializado que iba a trabajar en el SDP.   Sin embargo, años después, este proyecto ha quedado en nada. Tras la inauguración de la ampliación de la T-4, el pasado mes de febrero, las dos torres han pasado a desempeñar otras funciones, distintas de aquellas para las que fueron concebidas y dotadas: desde la Torre Este se coordina ahora las tareas de Asignación de Medios (asignación de salas para cada vuelo, cintas transportadoras de maletas, etc.); desde la Torre Oeste se controla el movimiento de las aeronaves en la plataforma de la T-4 -denominada "Ground Control"- a cargo de los controladores aéreos (ATC).   AL SDP se le habían asignado las siguientes funciones: a) el Servicio de Dirección de aeronaves en la Plataforma; b) la captura de datos de llegada/salida de las aeronaves; c) la asignación final del puesto de estacionamiento (gestión de cambios a última hora y sus consecuencias); y d) dependiendo de la densidad del tráfico, la coordinación los procedimientos operacionales en plataforma como prueba de motores, reabastecimiento con pasajeros a bordo, etc. También centralizaría los servicios de asistencia en tierra como pasarelas de embarque/desembarque, aire acondicionado o energía a los aviones, etc.   Este confidencial tiene constancia documental de los siguientes desembolsos que había previsto AENA para este proyecto:   -- El Boletín Oficial del Estado publicó, con fecha 15 de octubre de 2003, un anuncio sobre la licitación de los contratos para la construcción de las dos torres de la Terminal 4 que, en concepto de obras civiles debían tener un importe máximo de 6.342.586,25 euros. El día anterior se hizo público otro anuncio por un monto máximo de 540.000 euros en concepto de Asistencia.   -- Como recogió por extenso la prensa nacional el 12 de abril de 2004, AENA adjudicó a las compañías Indra y Emte el equipamiento de este servicio de SDP por valor de 10,2 millones de euros.   -- Para las pruebas de evaluación de los candidatos al SDP, la Universidad Autónoma de Madrid presupuestó 24.500 euros (impuestos no incluidos) para la “Primera Fase del Proyecto”. El documento está fechado durante el gobierno de José María Aznar, el 1 de enero de 2004, y lo firma el anterior Presidente Director General de AENA, José Eladio Seco Domínguez.   -- Las pruebas de evaluación de habla extranjera –en lengua inglesa- corrían a cargo del British Council por un importe de 11.880 euros.   -- La traducción al español de los manuales utilizados para la etapa de formación de candidatos suponían un importe de 4.995 euros.   -- Para la elaboración del perfil de los candidatos que podrían trabajar en el SPD, AENA solicitó un informe a Rbtechonoly.net, por valor de 1.350 euros.   -- Para la evaluación de los candidatos internos del Aeropuerto de Barajas, habría que haber desembolsado 1.950 euros (más impuestos) a favor de la consultora MP Consultores de Dirección S.L.   Pero las intenciones de AENA se encontraron con un obstáculo: la negativa de los controladores aéreos de perder competencias. Este confidencial tiene constancia de varias reuniones entre responsables de AENA y el sindicato de controladores aéreos USCA, en las que se expusieron los planes de la compañía tras la creación del SDP que, efectivamente, incluía una nueva asignación de cometidos para los trabajadores del aeropuerto de Barajas.   El sindicato de controladores se negó a aceptar el plan de AENA y manifestó su intención de impedir el recorte de competencias que se anunciaba. “El USCA exige –se podía leer en un escrito sindical de aquel entonces- que, con carácter inmediato, se anule cualquier proceso relacionado con la asignación de las referidas funciones a personal ajeno al colectivo de Controladores de Circulación Aérea”.   En la misma misiva los controladores advertían de que, en caso de que este procedimiento continuara adelante, el sindicato se vería “obligado a adoptar las medidas que se consideren pertinentes en cumplimiento de la normativa legal vigente y en defensa de las competencias propias asignadas a los Controladores de la Circulación Aérea”.   Poco después, AENA suspendía la implantación del Servicio de Dirección de Plataforma. ECD ha tenido acceso a un documento reciente, enviado a los directivos de la empresa aeroportuaria por el ex director de Organización y Recursos Humanos de AENA, Eduardo Rivas Fernández, en el que se anuncia la anulación de “la autorización de 6 plazas de la ocupación de Coordinación de Operaciones en Plataformas y 66 plazas de la ocupación de Técnico de Operaciones en Plataforma con destino en el Aeropuerto de Madrid/Barajas”. El texto especifica que la decisión –adoptada el 15 de junio de 2005- es “consecuencia de la suspensión de la puesta en marcha del citado SDP”.   El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con AENA para recabar el parecer oficial de la compañía aeroportuaria sobre todo lo expuesto. La empresa reconoce la reasignación de funciones en las torres de la Terminal 4, la readaptación de contenidos y cometidos. Las explicaciones que se ofrecen para justificar esta costosa decisión son “análisis de conveniencia” y el deseo de “optimizar” el uso de ambas torres. Queda por explicar cómo no se llegó a esas conclusiones antes de realizar un desembolso tan elevado.   AENA admite, además, la cancelación de la convocatoria de 72 plazas para la formación de personal especializado de la SDP. Sin embargo, explica AENA, esta anulación se produjo “antes de finalizar el periodo de formación” por lo que, de acuerdo con el Convenio Colectivo de AENA, “los trabajadores, en tanto no han finalizado y superado los procesos de formación, no generan derecho a adjudicación de la plaza ni de la categoría a la que aspiran”. Como esto es lo que reclaman algunos profesionales contratados por AENA, el caso está en los tribunales, pendiente de vista y a la espera de resolución judicial.