Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Analistas descartan que el euro, el yen o el rublo vayan a sustituir al dólar como moneda de referencia para fijar los precios del petróleo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los expertos tienen claro que la divisa de referencia para fijar el precio de petróleo seguirá siendo el dólar. De esta forma, descartan las informaciones que circulan desde hace tiempo y que apuntan a una sustitución del dólar por otra divisa “más estable” –se ha hablado de yenes japoneses, euros o rublos rusos – para frenar el encarecimiento del barril de crudo.

Juan Martínez Méndez, experto de divisas de Deloitte, explica a El Confidencial Digital que desde que el dólar toca mínimos históricos –hay que recordar que desde 2001 la divisa estadounidense ha perdido un 80% de su valor frente al euro- se está cuestionando el protagonismo del mismo. “El mercado necesita noticias de este tipo para fomentar el movimiento de divisas”, añade Martínez en referencia a las informaciones publicadas hace pocos meses sobre la iniciativa de algunos bancos centrales de cambiar sus reservar de divisas en dólares a otras monedas.

En concreto, y como respuesta al interrogante planteado por Irán o Venezuela, quienes exigen que las transacciones de crudo se hagan en “otras divisas más estables” que el depreciado dólar, el analista de Deloitte asegura que se trata de una opinión marginal, ya que “son sólo los productores contra-americanos” quienes están pidiendo este cambio. En cambio, afirma que tanto los operadores como los grandes productores pertenecientes a la OPEP, “no van a permitirlo”. “Sus porcentajes en el mercado internacional son irrisorios”, asegura sobre la cuota venezolana o iraní en el mercado petrolífero.

Hay que recordar que no se trata de una propuesta novedosa, ya que, desde hace años, son varios los países que han solicitado que el precio del petróleo se fije en base a una moneda que no sea el dólar estadounidense. Así, en 2006 el ex presidente ruso Vladimir Putin declaró que Rusia -país con mas reservas del mundo y uno de los mayores exportadores- debía establecer una Bolsa Petrolera en rublos para vender petróleo y gas. Putin añadió que el rublo debía convertirse en una moneda más extendida para realizar transacciones internacionales y que el petróleo, gas y otros bienes deberían pagarse en rublos.

El aumento en el precio de los combustibles le ha dado a Rusia un inesperado poder económico que el país intenta utilizar para volverse a posicionar como una de las naciones mas influyentes del planeta. Caso distinto es el de Japón, cuyos refinadores (que compran aproximadamente el 25% de la producción diaria iraní), continuarán pagando en dólares, aunque “estarían dispuestos a hacerlo en yenes si son preguntados”, según recogen medios internacionales. Mientras, Irán ya vende parte de su petróleo a China en euros.

A este respecto, Martínez resalta a ECD que si se cambiara la referencia de precio a yenes, euros, o a la moneda del importador de turno sería cuanto menos “ridículo” e “intervencionista” ya que, a su juicio, “estaríamos hablando de tarifas” y este sistema claramente intervensionista no tiene lugar en una economía en la que se tiende claramente a la liberalización de lo mercados.

Por su parte, Gregorio Izquierdo, director del gabinete de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE) aclara a El Confidencial Digital que en estos casos hay que diferenciar entre cambiar el medio de pago y sustituir la divisa de referencia para fijar los precios. En cuanto a reemplazar el dólar por el euro para poner precio al barril de crudo, Izquierdo señala que, de darse el caso, “habría que referenciar el precio a la cotización relativa del euro”. Concluye apuntando que la depreciación de la paridad euro-dólar “seguramente afectaría” al precio del petróleo ya que, a día de hoy, cuanto más cae el valor de la divisa americana, más se encarece el oro negro.

Asimismo, es un hecho constatado que la devaluación del dólar frente a otras divisas como el euro, ha motivado a comprar materias primas a muchos inversores, que ven los activos en dólares como “relativamente baratos”. Por otro lado, mientras los productores de petróleo cada vez reciben menos moneda local a consecuencia de la caída del dólar y los miembros de la OPEP ven reducido su margen de beneficio, continúa creciendo el poder de compra de los consumidores que pagan en monedas diferentes al dólar.