Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El negocio de cotos de caza en Andalucía, Extremadura y Castilla la Mancha: la sequía y el timo amenazan la temporada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las orgánicas, empresas gestoras de los cotos de caza, volverán a conseguir grandes beneficios en 2005-2006. Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura son las comunidades en las que más negocio se alcanza cada año.

Las orgánicas, empresas gestoras de los cotos de caza, volverán a conseguir grandes beneficios en 2005-2006. Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura son las comunidades en las que más negocio se alcanza cada año. La sequía de estos últimos meses ha afectado al campo y a la caza autóctona. Los expertos recuerdan que en los próximos meses habrá que ser cautos y dejar que los cotos se recuperen. No obstante, son muchas las orgánicas y particulares que ya han puesto a la venta sus fincas. Hay quien advierte de los peligros de esta temporada en la que muchos podrían decepcionarse por las consecuencias de la sequía, que ha dañado a especies como el conejo o la perdiz. Los expertos afirman que en estas circunstancias los timos en la venta de los cotos de caza estarán a la orden del día. No existe ninguna regulación específica que fije los precios de los cotos de caza mayor y caza menor en España. A la hora de conceder las licencias de caza, las Comunidades Autónomas son las encargadas de legislar los permisos. Sin embargo, las tarifas de los precios de los cotos están determinadas por las leyes del mercado de la oferta y la demanda. Los precios de los cotos de caza se mueven en un amplio espectro, pues éstos dependen de la calidad y densidad de la caza que tenga la finca, así como de otros factores como el cupo de piezas que se quiera comprar y de otras características que hacen diferente a cada coto. En función de estas variables, el precio de una montería llega a oscilar entre 300 y 6.000 euros. En el caso de la caza menor, las tarifas dependen de las especies de las piezas cazadas en mano. Por ejemplo, el precio de la perdiz ronda los 40 euros por pieza cazada. Con estos datos, se puede comprobar que las cifras que se manejan al año son de una importante cuantía. Sobre todo si se tiene en cuenta que sólo en Andalucía hay 7.600 cotos de caza. En España existen cotos de caza particulares y públicos. En el primer caso, el propietario del terreno es quien impone el precio de las acciones de caza que pone en arriendo para los amantes de esta práctica. Son muchas las fincas privadas que son arrendadas por medio de orgánicas que gestionan la venta de esas acciones o modalidades de caza en las fincas a cambio de una comisión. Estas gestoras trabajan a nivel nacional e internacional. Para los clientes extranjeros, las orgánicas ofrecen paquetes especiales que incluyen transporte, alojamiento, licencias, coto y cupo de caza. En el sector se comenta que estos paquetes para los foráneos son un gran negocio, conocido por los entendidos como la “bacalá”. Por su parte los cotos de titularidad pública son gestionados por las distintas consejerías o ministerios a los que pertenezcan. Estos cotos suelen salir a concurso público contemplando dos aspectos: el arriendo y las piezas que en ellos se puedan cazar.