Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Días de intensos contactos entre consejeros

Cambio en la presidencia del Banco Popular: Ángel Ron se rinde a pesar de cerrar dos aliados inesperados

El Banco de España no cuestiona la solvencia de la entidad y la plantilla amenaza con una rebelión contra una operación especulativa para desplomar el valor y una posterior venta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El consejo de Banco Popular vota este jueves en una convocatoria extraordinaria destituir de la presidencia de la entidad a Ángel Ron para nombrar en su lugar a Emilio Saracho.

Ángel Ron, presidente del Banco Popular (Foto: José Luis Roca). Ángel Ron, presidente del Banco Popular (Foto: José Luis Roca).

En las últimas semanas se han intensificado los enfrentamientos dentro del consejo del Banco Popular entre los partidarios de Ángel Ron y los consejeros que consideran que el banco requiere un cambio de gestor, ante la crisis financiera que atraviesa.

El grupo crítico está encabezado por el accionista mexicano Antonio del Valle, primer accionista privado de Popular y representado en el consejo por Jaime Ruiz Sacristán, consejeros independientes como Reyes Calderón y Helena Revoredo, y dominicales, como José María Arias Mosquera, vicepresidente y procedente de Banco Pastor. Los contactos entre consejeros se han intensificado en los últimos días.

Antonio del Valle encabeza el primer paquete accionarial privado de Popular, seguido por Crédit Mutuel y la aseguradora Allianz. La sindicatura de accionistas, que integra a accionistas tradicionales y buena parte de los empleados de la entidad, controla el 10%.

Representantes del consejo barajan algunos candidatos desde hace días, entre los que se encuentran directivos con gran experiencia en el sector financiero. Pero los partidarios del actual presidente dudan de la capacidad de la comisión de nombramientos para buscar un sustituto, a no ser que el mandato llegue del consejo en pleno.

Los empleados se posicionan a favor de Ron

Los empleados apoyan, además, la continuidad de Ron. Fuentes de los representantes de los trabajadores en el banco, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, consideran injustificados y puramente especulativos los movimientos a la baja con su valor en Bolsa, lo que está generando inquietud sobre la solvencia y la acción de la entidad.

Recelan de los movimientos de los consejeros críticos en los últimos días porque temen que no buscan mejorar la gestión del banco, con un proyecto diferente al que se implementa por la actual dirección, sino abrir paso al desguace y venta del banco para beneficio de unos pocos.

Están satisfechos con su gestión del ajuste

CCOO acaba de recordar que Popular “ha resuelto favorablemente la ampliación de capital, como también el ERE (por 2.592 empleados, el 20% de la plantilla) que posibilita una reducción estructural de oficinas, plantilla y gastos. Lo que debe avalar su capacidad para resolver las otras tareas que le permitan seguir avanzando”

Defiende también el status de entidad independiente del Banco Popular, “porque necesitamos más bancos y no menos, más bancarios y no menos, para hacer posible la recuperación del crédito en la economía productiva y la verdadera competencia en el sector financiero. El proceso de concentración no puede en este caso eliminar del tablero una entidad del tamaño y calidad de Banco Popular, y los reguladores deben cumplir su función para evitarlo”.

El Banco de España empuja hacia un acuerdo

Las autoridades económicas también están siguiendo de cerca este proceso. Pero consideran que es un conflicto que afecta a una entidad privada y les ha instado a llegar a un acuerdo en el seno del consejo

Representantes de los trabajadores han acudido al Banco de España para que públicamente se pronuncie para confirmar que el Popular no tiene problemas de solvencia, despejando las dudas que se están generando, a la vez que acelere en lo posible el procedimiento para la autorización de la operación de segregación de activos por parte del BCE.

Banco Popular tuvo una inspección del Banco de España previa a la ampliación del 11 de junio en la que no se observaron irregularidades. Una vez acometida esta última ampliación, de 2.505 millones, el banco trabaja en un plan para crear una sociedad en la que integrará inmuebles por un valor bruto de 6.000 millones de euros, que está a la espera de su aprobación por la CNMV y el Banco de España.

Además, la entidad se ha comprometido a hacer ventas adicionales de inmuebles no incluidos en esta sociedad.