Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Arzálluz habla de la OPA sobre Endesa, critica a Aznar y a González y desvela algunos secretos de Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Xabier Arzálluz publica en Izaro News un largo artículo, titulado “Nacionalismo económico”, en el que habla de las OPA’s en España y desvela algunos asuntos de Estado. Uno de ellos relacionado con Aznar y el BBVA.

Xabier Arzálluz publica en Izaro News un largo artículo, titulado “Nacionalismo económico”, en el que habla de las OPA’s en España y desvela algunos asuntos de Estado. Uno de ellos relacionado con Aznar y el BBVA. El ex presidente del PNV critica a “la prensa española, especialmente la de derechas”, por haber puesto el grito en el cielo tras el rechazo de la OPA de BBVA sobre el italiano BNL, por sus denuncias de “nacionalismos alcanforados” empeñados en proteger endogamias que conducen a la falta de vigor económico. “Este fue —escribe- el tenor de los medios españoles, desde El País a La Razón pasando por Vocento, con ese tono de chulería española de permitirse llamar “viejas economías enrocadas en su propia decadencia” a las de Francia e Italia”. Afirma que el intento de BBVA sobre BNL no es de ahora. Aznar lanzó a las empresas privatizadas y a los dos bancos a conquistar Suramérica para que aumentaran sus tamaños, y así blindarlas de cualquier intento de absorción por sociedades extranjeras. Arzálluz descalifica esa estrategia: “El Presidente de una gran empresa española me contaba por entonces que el Presidente de General Motors les comentó que ellos pensaban que en los próximos decenios no tenía ningún sentido invertir en Sudamérica. Hubo empresas europeas del sector de la energía que desearon absorber una conocida eléctrica y desistieron precisamente porque eran conscientes de que su deseo tropezaba frontalmente con la política del Gobierno Aznar”. Añade que en Europa no era tan fácil hacerse con empresas. “Una alta personalidad italiana me contó que Aznar en persona consiguió organizar una comida en Roma a la que asistieron el propio Aznar, el Presidente del Gobierno italiano, Romiti, el ex de la Fiat, y el Presidente de la Banca Nazionale del Lavoro, en un intento de forzar la absorción de este banco por el BBVA. Falló el intento. El presidente de la BNL tomó muy a mal lo que interpretó como un intento de chantaje, y todo quedó en agua de borrajas. Hasta hoy en el que el nuevo Presidente del BBVA Sr. González, puesto por Aznar, tras la espectacular liquidación del clan Neguri, lo ha vuelto a intentar y tampoco lo ha conseguido”. Alude después a la OPA de Gas Natural sobre Endesa, diciendo que la derecha española ha puesto el grito en el cielo porque ve en ella maniobras políticas relacionadas con la negociación del Estatut. Critica con dureza las declaraciones de Aznar desde Buenos Aires contrarias a la OPA y denunciando su trasfondo político. “Aznar hace un derroche de cinismo increíble. Habrá que recordarle, sin ir más allá, lo que él hizo (con su satélite Rato) con el golpe de mano que montó contra la dirección entera del BBVA, empezando por la fusión forzada con Argentaria y concluyendo con el descabezamiento del Banco, frente al que puso a un personaje que no sabía nada de banca pero que pertenecía a su clan”. También los socialistas —continúa- utilizaron estos medios con fines políticos. Y recuerda que Julio Feo, en su libro “Aquellos años”, relata un almuerzo en la sede del Banco de Bilbao, en tiempo de Sánchez Asiain, con Felipe González, Feo, Miguel Boyer, Antonio López, Enrique Múgica y Enrique Mas. González “cerró el tema vasco pidiendo al Banco de Bilbao que hiciera un esfuerzo para apear del irracionalismo al PNV, aconsejándoles que jugaran la baza del traslado de la sede a Madrid como medio para racionalizar las actitudes políticas emocionales”. Arzálluz termina: “La sede del BBVA, así como la de Iberdrola, sigue aún en Bilbao, no sabemos para cuánto tiempo, pero toda la estructura de ambas empresas está hace tiempo en Madrid. En Bilbao no queda nada. Tal vez tenga que negociar el tema Ibarretxe con Zapatero”.